Evitamos enfrentar realidades mientras nos dedicamos a buscar atajos, escapes, excusas y culpables. Miguel A. Terán

on lunes, 25 de enero de 2016
Evitamos enfrentar realidades mientras nos dedicamos a buscar atajos, escapes, excusas y culpables.
Miguel A. Terán

Refería el consultor estadounidense Stephen Covey que a la sociedad moderna le agradan las técnicas que proporcionan atajos; sin embargo, reconocía que no lograremos calidad de vida tomando atajos. No siempre es fácil reconocer y aceptar nuestra realidad, muchas veces ni siquiera es fácil comprenderla.  Pero “La Realidad es aquello que, incluso aunque dejes de creer en ello, sigue existiendo y no desaparece”, decía el escritor y novelista estadounidense Philip K. Dick. 
Parafraseando al escritor y bioquímico estadounidense Isaac Asimov, lo más fácil del mundo es negar un hecho, muchos lo hacemos, pero el hecho sigue siendo el hecho. Hay realidades que más temprano que tarde debemos enfrentar, al respecto un milenario proverbio chino nos invita a “Excavar el pozo antes de que tengamos sed”. 
Refiriéndose al amor y la realidad, expresaba el escritor y militar francés François de la Rochefoucauld, “No hay disfraz que pueda largo tiempo ocultar el amor donde lo hay, ni fingirlo donde no lo hay”. Por su parte, un autor anónimo decía que “Algunas veces, la mentira es la mejor manera de evitar el sufrimiento”; tal vez sería más preciso decir “Algunas veces, la mentira es la mejor manera de posponer el sufrimiento”. 
Recordemos las palabras del psiquiatra, psicoterapeuta y prisionero de campos de concentración el austriaco Viktor Frankl, quien recomendaba: “Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento”. 
“Si alguien busca la salud, pregúntale si está dispuesto a evitar en el futuro las causas de la enfermedad; en caso contrario, abstente de ayudarle”, recomendaba el filósofo griego Sócrates. Ocurre que algunas personas, aunque no lo creamos, están en su zona o nivel de confort. Si bien es cierto que el diccionario define el confort como el bienestar o comodidad material, muchas personas han ajustado sus umbrales de sufrimiento para adaptarse, hasta un punto que se sienten cómodos en alguna situación de sufrimiento, que sería insoportable para otras personas. 
En innumerables oportunidades, ocurre que el problema y sus consecuencias son más graves en nuestra mente que en la realidad, por ello el psicólogo y escritor estadounidense Wayne W. Dyer refería “La catástrofe que tanto te preocupa, a menudo resulta ser menos horrible en la realidad, de lo que fue en tu imaginación”. 
Podemos invertir nuestro tiempo analizando nuestra realidad y confrontando las dificultades que ésta nos presenta, para buscar formas de superarlas. Por lo contrario, podemos gastar o desperdiciar nuestro tiempo buscando atajos, escapes, excusas y culpables, que podría ayudarnos temporalmente pero quizá no definitivamente. Los problemas o situaciones no resueltas siguen creciendo con el paso del tiempo. 
Y para concluir,  tengamos presente las palabras de la filósofa y escritora rusa Ayn Rand “Puedes ignorar la realidad, pero no puedes ignorar las consecuencias de ignorar la realidad”. En otras palabras, en algún momento, nos guste o no, la realidad nos atrapará, de manera tal que es mejor ser realista “poner los pies sobre la tierra” y enfrentarla a tiempo.

26 de Enero de 2016.

Miguel A. Terán
Psicología, filosofía y coaching.

Twitter: @MiguelATeranO
Nota: imagen extraída de la web
Referencias: Tomadas de Wikipedia + RAE (Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española.


0 comments :

Publicar un comentario