Con respecto a tus sueños y planes ¿Qué tal vas marchando en la vida? Miguel A. Terán

on miércoles, 30 de septiembre de 2015
Con respecto a tus sueños y planes ¿Qué tal vas marchando en la vida?
Miguel A. Terán

Parece válido preguntarnos a cuáles sueños y planes nos referimos, porque en la medida que transitamos por la vida muchas cosas cambian, entre ellas cambiamos nosotros mismos, nuestras propias necesidades y prioridades, nuestro entorno. Por ello, a lo que aspirábamos hace algunos años, quizá ya no nos inspire nada. Las necesidades satisfechas dejan de motivar. 
Lo razonable es siempre tener y vivir un sueño o un plan, aunque apenas lo hayamos actualizado o remozado la pasada semana, porque el anterior perdió vigencia o se cumplió antes de tiempo.  Refería el escritor inglés William Shakespeare que “Una persona que no se alimenta de sus sueños envejece pronto”. 
Debemos también preguntarnos si lo que hemos alcanzado, hasta la fecha, lo hemos podido conservar, porque muchas veces ocurre que hemos logrado hacer pareja, tener hijos, construir una familia, y más, pero –por nuestro descuido- todo se ha derrumbado en el tiempo, aunque conservemos otros logros, tales como lo material, fama, fortuna y poder. Todo ello debe llevarnos a recapitular y re-enfocar sueños, objetivos y prioridades.
El famoso genio italiano  Leonardo Da Vinci afirmaba que  “Aquel que más posee, más miedo tiene de perderlo”. Debemos protegernos de ese miedo que  acompaña al apego cuando tememos perder lo que hemos conseguido, para poder continuar.  Parece hábito de estos tiempos, vivir más preocupados por conservar lo que tenemos y buscar lo que nos falta, que en disfrutar eso que tenemos. 
Decía Peter Drucker que “Los planes son solamente buenas intenciones a menos que se conviertan inmediatamente en trabajo duro”. Soñar, comprometerse, planificar, accionar y evaluar, parece la secuencia lógica para convertir sueños en realidad. Aunque siempre es válido  considerar y tener presente las palabras del autor y orador motivacional estadounidense Jim Rohn, quien consideraba que “La pregunta más importante en las diferentes etapas de nuestra vida, no es ¿Qué estoy consiguiendo?, sino ¿En qué me estoy convirtiendo?”. 
Nuestros verdaderos sueños u objetivos se reflejan en las diarias prioridades que otorgamos a los diferentes aspectos de nuestra vida. Podemos referirnos al compromiso con nuestra salud, pero es nuestro estilo de vida, el tiempo que dedicamos al ejercicio, la sana y equilibrada alimentación, la armonía y balance en las diferentes áreas de nuestra vida, quienes demuestran si nuestro deseo de estar saludable es nuestra prioridad.
Es vital que aquellos quienes representan parte importante en nuestra vida, también sean parte de nuestros sueños y nosotros de los sueños de ellos. Tengamos presente que muchos individuos logran sus sueños, dedicando su vida a éstos y olvidando todo lo demás,  para finalmente quedar en completa soledad.
“El primer síntoma de que estamos matando nuestros sueños es la falta de tiempo”, afirma el escritor brasileño Paulo Coelho. Evitemos que el diario hábito y las rutinas consuman el necesario tiempo que debemos dedicar a  soñar y hacer realidad esos sueños; porque de lo contrario, estaríamos condenándonos a no hacer nada distinto a lo que hemos venido haciendo y a no lograr nada diferente a lo que hemos logrado. 
Cuando convertimos nuestros sueños en objetivos, es importante preguntarnos regularmente  cómo vamos y qué estamos haciendo para alcanzarlos, realizando a tiempo los ajustes a que haya lugar, inclusive cambiando de rumbo cuando consideremos que  hemos equivocado la ruta. Lo expresó el poeta inglés Alexander Pope «Errar es humano, perdonar es divino, rectificar es de sabios».

01 de Octubre de 2015.

Miguel A. Terán
Psicología, filosofía y coaching.

Twitter: @MiguelATeranO
Nota: imagen extraída de la web
Referencias: Tomadas de Wikipedia + RAE (Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. 


0 comments :

Publicar un comentario