Es necesario verificar la información que recibimos antes de aceptarla y transmitirla. Miguel A. Terán

on domingo, 12 de julio de 2015
Es necesario verificar la información que recibimos antes de aceptarla y transmitirla.
Miguel A. Terán

En un mundo tecnológico y cargado de datos e información es vital filtrarlos y verificarlos, para determinar la veracidad o no de los mismos, antes de creerlos y transmitirlos a otras personas. Sin lugar a duda, que la responsabilidad está en nuestras manos. Podemos convencernos de una mentira y ser parte del problema al compartirla en las redes, sin haberla verificado previamente.   
En otras palabras, así como es posible recibir información falsa, también la misma tecnología nos permite verificarla de fácil manera. Entonces, parece no haber escape a nuestra cuota de responsabilidad para con nosotros mismos y para con los demás. 
Es necesario que evitemos reaccionar ante una información o noticia, tomando –para ello- el tiempo requerido para verificar la información antes de hacernos eco de la misma. Muchas noticias, más allá, de lo ciertas que puedan ser solo contribuyen a crear nerviosismo y angustia, sin aportar nada bueno; por tal razón, no debemos sumarnos a la campaña de caos, detrás de la cual existen intereses que desconocemos.   
Innumerables noticias de prensa, medios e intereses amarillistas, lejos ayudar a un mundo mejor contribuyen al caos, angustia y desconfianza. Detrás de esa información falsa, desvirtuada, medias verdades y siempre dañina, existen diversos y variados intereses, incluyendo individuos  cuya locura los ha llevado a dedicarse a tan innoble actividad. 
Es válido ratificar que el lenguaje no es inocente, las palabras tienen alguna razón de ser y crean realidades, para bien o para mal, ciertas o falsas. Al convertirnos en eco de información no verificada podemos contribuir información de dudosa fuente y razón. 
Los seres humanos a pesar de lo racionales que creemos ser, en ocasiones actuamos de manera irracional. Muchos individuos u organizaciones promotores de falsa información están convencidos de nuestra  irracionalidad y, seguros, que ello nos llevará a reaccionar sin verificar y convertirnos en parte de su equipo de promoción de información falsa y negativa. 
En las redes circula mucha información de todo tipo, cierta y falsa. Una historia famosa reportada en BBC –Mundo fue la referente a la niña de seis años Charly Johns quien luchaba contra el cáncer, y su madre Anna reportó a través de las redes sus avances por dos años, hasta que anunció que la niña, finalmente, perdió la batalla contra la enfermedad. La verdad descubierta más adelante fue que ni Charly ni Anna existían, porque simplemente fueron invento de una adolescente. 
  "Cuanto menos sabes, más crees",  afirma el músico irlandés y activista político Bono. Es necesario que siempre verifiquemos la veracidad y seriedad de la fuente, hasta en aquella información que parezca no dañina,  para garantizar y escoger información precisa antes de creerla y retransmitirla.  
Es válido transmitir solo información que aporte cosas buenas, teniendo presente que existen especialistas en ese terrible y pervertido negocio de la información falsa y perjudicial, de manera tal de evitar, que nosotros lleguemos a convertirnos en inocentes miembros de sus equipos reporteriles o de mercadeo.   

Nuestra responsabilidad es clave para convertirnos en parte de la solución de este problema.

Julio 13, 2015.

Miguel A. Terán
Psicología, filosofía y coaching.

Twitter: @MiguelATeranO
Nota: imagen extraída de la web
Referencias: Tomadas de Wikipedia + RAE (Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española).


0 comments :

Publicar un comentario