REFLEXIÓN DEL DÍA (Viernes 08 de Mayo de 2015)‏

on viernes, 8 de mayo de 2015
“La educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo”.
Nelson Mandela (1918-2013) Abogado y político sudafricano.

REFLEXIÓN: La educación es tan importante que a través de la historia, uno de los primeros objetivos a conquistar en los sistemas autocráticos,  totalitarios o dictatoriales es la educación. Sin embargo, se reconoce que -en general- la pedagogía en cualquier sistema socio-político es la pedagogía de quien o quienes dirigen o dominan el sistema. La educación, para bien o para mal,  da soporte al sistema. 
El historiador estadounidense John Hope Franklin planteaba que "La escritura de la historia refleja los intereses, predilecciones e incluso los prejuicios de una generación determinada". Por su parte, el estadista británico Sir Winston Churchill afirmaba que “La historia la escriben los vencedores”. Quizá más que la historia, muchos aspectos relacionados con lo educativo y cultural son manipulados y cambiados por el sistema socio-político de turno. 
Hay quienes consideran que la libertad es la esencia de la democracia, pero en realidad la esencia de la democracia es la educación, porque la libertad se valida al utilizarla adecuadamente y, para ello, se requiere una educación que despierte la conciencia del individuo. “Para transformar lo primero es educar” afirma el filósofo y psicólogo venezolano Manuel Barroso. 
Confirmando la importancia de la educación en la democracia y la libertad de los pueblos y personas,  el escritor y político peruano, Mario Vargas Llosa  lo ratifica afirmando “Una sociedad libre y democrática tiene que ser una sociedad de lectores y la lectura es fundamental para la formación del ciudadano libre y democrático”. 
Tal vez sea necesario complementar lo expresado por Vargas Llosa, con una cita del pionero de la educación británica Sir George Trevelyan, quien algunos años antes había expresado que  “La educación ha logrado que las personas aprendan a leer, pero es incapaz de señalar lo que vale la pena leer”. Es un hecho que no cualquier tipo de lectura puede formarnos como ciudadanos libres y democráticos, y muchas lecturas tiene efecto contrario. 
Algunas sociedades poseen elevados niveles de lectura, pero paradójicamente, sus miembros son ignorantes en cuanto a temas humanos, sociales, políticos, económicos y otros de importancia, para alcanzar la necesaria conciencia que requiere una vida con sentido y compromiso.  El biólogo, filósofo,  sociólogo y escritor británico Herbert Spencer consideraba que “El objeto de la educación es formar seres aptos para gobernarse a sí mismos, y no para ser gobernados por los demás”. Complementaba esta cita Ernest Renan el filólogo, filósofo, historiador y escritor francés, afirmando que “La clave de la educación no es enseñar, es despertar”. 
Por su parte, el filósofo y psicólogo suizo Jean Piaget decía “La educación, para la mayoría, significa intentar que el niño se parezca al adulto típico de su sociedad. Pero para mí, significa hacer creadores, tenemos que hacer inventores, innovadores y no conformistas”. Sin embargo,  el escritor y economista español José Luis Sampedro consideraba que “Nos educan para ser productores y consumidores, no para ser libres”. 
El psicólogo francés Gustave Le Bon planteaba que “La elección de un sistema de educación es más importante para un pueblo que su gobierno”; aunque desgraciadamente -para muchos- es el gobierno quien implanta el esquema pedagógico y educativo de la sociedad, de acuerdo a intereses –generalmente- políticos y económicos, de quienes la dirigen o dominan. 
“La educación, más que cualquier otro recurso de origen humano, es el gran igualador de las condiciones del hombre, el volante de la maquinaria social”, expresaba Horace Mann, el educador estadounidense. Mientras el dramaturgo austriaco Franz Grillparzer decía que “Las cadenas de la esclavitud solamente atan las manos: es la mente lo que hace al hombre libre o esclavo”, y es allí donde la educación hace la diferencia.  “Nacemos libres y por doquiera estamos sujetos con cadenas”, expresó el filósofo francés Jean Jacques Rousseau.
Sobre la educación, solo puedo decir que es el tema más importante en que nosotros, como pueblo, debemos involucrarnos”, fueron palabras del político y presidente estadounidense Abraham Lincoln. “Uno de los principales objetivos de la educación debe ser ampliar las ventanas por las cuales vemos al mundo”, dijo Arnold H. Glasow, el empresario estadounidense. 
Cuando una sociedad no hace esfuerzos genuinos por educar y desarrollar conciencia en sus miembros,  no solo transmitirles información y conocimientos, se arriesga a que por ignorancia y falta de conciencia, éstos decidan y actúen en contra de los propios intereses de la sociedad, al hacer elecciones basadas en esa misma ignorancia. El emperador romano Marco Aurelio afirmaba que "Los hombres han nacido los unos para los otros; edúcales o padécelos".

Miguel A. Terán
Facebook: https://www.facebook.com/miguelterancoach (Se agradecen los Like o Me Gusta a esta página)
Twitter: @MiguelATeranO
Nota: imagen extraída de la web
Referencias: Tomadas de Wikipedia.


0 comments :

Publicar un comentario