REFLEXIÓN DEL DÍA (Miércoles 20 de Mayo de 2015)‏

on martes, 19 de mayo de 2015
"No es más grande el que más espacio ocupa, sino el que más vacío deja cuando se va".
Autor Anónimo

REFLEXIÓN: Tenemos un orden subjetivo acerca de la importancia de actividades, cosas y personas, en nuestra vida, que solo podemos comprobarlo cuando las perdemos. Aunque parezca obvio, es  irracional considerar, que algo material nos deje un vacío en términos emocionales o espirituales, por lo cual esta reflexión no hace referencia a cosas, ni tampoco a actividades. 
No se requiere que ese alguien posea nada en especial, nada cuantificable ni de valor,  más allá de un espíritu bondadoso y haberse hecho querer, haciéndose merecedor de nuestro amor y respeto. 
Algunas veces ese ser, sencilla y simplemente, dejó huella imperecedera en nuestra mente y corazón. Seguramente, muchos han caminado a nuestro lado en el trayecto de la vida, tal cual dijo el escritor argentino José Narosky “Todos caminaron. Pero pocos dejaron huellas”. 
La diferencia no es la cantidad de tiempo que compartimos, sino las experiencias vividas y lo profunda de la huella que queda. En ese recuerdo, que nos deja un auténtico vacío, nunca quedarán cicatrices. En cualquier relación sana ambos deben ganar. No recordaremos con sensación de vacío una relación en la que hemos perdido. 
Tristemente, en estos tiempos se otorga exagerada importancia a la impresión o impacto que alguien deja, pero la realidad es que las auténticas huellas más que impresión o impacto son sentimientos.    
“Nadie está más vacío que quien está lleno de sí mismo”, expresaba un autor anónimo. Ese ser vacío será de huellas tan livianas que al primer viento desaparecerán.  Esos individuos que encontramos por el camino, llenos solo de ambiciones y cosas, pero escasos de emociones y sentimientos. “No dejes que la ambición te llene los ojos y vacíe el alma”, expresaba un autor anónimo. 
Cuando perdemos ese ser de profunda huella, cuando ya se ha ido, quedan vacíos nuestros ojos de tanto llorar y nuestro corazón de tanto sentir. Es fácil recordar con aprecio y nostalgia a quien ocupaba menos espacio, mientras se esfuman de nuestra mente  los mayores terratenientes, quienes no llegaron a ocupar suficiente lugar en nuestro corazón.  

Miguel A. Terán
Twitter: @MiguelATeranO
Nota: imagen extraída de la web
Referencias: Tomadas de Wikipedia + RAE (Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española).


0 comments :

Publicar un comentario