REFLEXIÓN DEL DÍA (Lunes 25 de Mayo de 2015)

on domingo, 24 de mayo de 2015
“Vivir sin leer es peligroso, porque obliga a conformarse con la vida”.
Michael Houellebecq (n. 1958). Escritor francés.

REFLEXIÓN: El tema de la lectura ha sido reiterado a lo largo de estas reflexiones en diferentes
escritos sobre el desarrollo personal, humano, social y espiritual. El escritor  argentino Jorge Luís Borges, reconocido como uno más destacados de la literatura del siglo XX, expresaba la importancia de la lectura diciendo "Que otros se enorgullezcan por lo que han escrito, yo me enorgullezco por lo que he leído".
Entre frecuentes errores que cometemos en el uso de la lectura, uno de los más comunes es intentar ratificar a través de ésta nuestras propias creencias y paradigmas, leyendo solo autores y libros que estén en nuestra línea de pensamiento, sin brindar espacio a posiciones ni perspectivas distintas. “Debemos saber todos los hechos, escuchar todas las alternativas y oír todas las críticas. Acojamos libros polémicos y autores controvertidos", sugería John F. Kennedy, el Ex - Presidente de los Estados Unidos de América. 
Existe la lectura que podemos denominar de hobbie o entretenimiento, que debe cumplir esa función. Esa lectura debe transportarnos a través de las páginas haciendo entretenido y placentero el viaje a través de cuentos, novelas e historias. 
Otro lectura es aquella que nos informa acerca de hechos, situaciones y circunstancias políticas, económicas, sociales y otras, ofreciéndonos la posibilidad de adquirir información, conocimiento y salir de la ignorancia. El famoso científico Albert Einstein reconocía que “Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas”. 
Una lectura importante para el buen vivir,  para alcanzar la necesaria armonía, balance y equilibro de vida, es la relacionada con temas de crecimiento y desarrollo personal.  El escritor peruano y Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, plantea que "Seríamos peores de lo que somos sin los buenos libros que leímos, más conformistas, menos insumisos y el espíritu crítico, motor del progreso, ni siquiera existiría". 
Sin embrago, entre todo lo bueno de la lectura, podemos definir como dañina a esa lectura amarillista o sensacionalista, llena de noticias y sucesos cuya intención es impresionar y generar distorsionadas emociones al lector, sin alternativas de solución,, Una lectura que nos roba la necesaria paz para vivir, llenándonos de miedos, angustias y muchas banalidades o cosas comunes, sin sustancia ni sentido.   
El dramaturgo español y Premio Nobel de Literatura (1922) Jacinto Benavente, consideraba que “El mal no entra nunca por la inteligencia cuando el corazón está sano”. Aunque los tiempos han cambiado mucho desde la época de Benavente y, tal vez, lo difícil es  saber cuándo el corazón está sano para que esa lectura de basura no le haga daño a nuestra mente, espíritu y al mismo corazón.
“Adquirir el hábito de la lectura y rodearnos de buenos libros es construirnos un refugio moral que nos protege de casi todas las miserias de la vida”, expresaba el escritor británico W. Somerset Maugham. Sin embargo, nos advertía el filósofo, teólogo, sociólogo y tratadista político español Jaime Balmes que “La lectura es como el alimento; el provecho no está en proporción de lo que se come, sino de los que se digiere”. 
“Los libros me enseñaron a pensar, y el pensamiento me hizo libre”. Afirmaba el novelista y poeta español Ricardo León y Román. En similar orden de ideas, el filósofo británico James McCosh planteaba que “Un buen libro no es aquel que piensa por ti, sino aquel que te hace pensar”. 
“En algún lugar de un libro hay una frase esperándonos para darle un sentido a la existencia” nos decía Miguel de Cervantes el famoso escritor español. 
“La educación ha logrado que las personas aprendan a leer, pero es incapaz de señalar lo que vale la pena leer” afirmaba el maestro y pensador británico  George Trevelyan. Escoger lo que debemos leer con adecuado balance entre diversión, información, conocimiento y crecimiento interno, es clave para una vida equilibrada. 
Tal cual debemos alimentarnos diariamente para vivir, es un hecho que nuestra mente, corazón y espíritu requieren lecturas para nutrirse, porque de lo contrario será imposible llevar una vida con la armonía, balance y equilibrio necesario para vivir en paz y ser felices.


Miguel A. Terán
Blog: www. miguelterancoach.blogspot.com
Facebook: https://www.facebook.com/miguelterancoach
Linkedin: http://www.linkedin.com/in/miguelterancoach
Twitter: @MiguelATeranO
Nota: imagen extraída de la web

Referencias: Tomadas de Wikipedia + RAE (Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española).

0 comments :

Publicar un comentario