REFLEXIÓN DEL DÍA (Jueves 14 de Mayo de 2015)

on jueves, 14 de mayo de 2015
“No atraes lo que quieres, atraes lo que eres”.
Wayne Dyer (n. 1940). Psicólogo, psicoterapeuta y escritor de autoayuda estadounidense.

REFLEXIÓN: Con la afirmación de atraer lo que quieres se ha abusado un poco. Si bien es cierto que debemos tener fe en alcanzar lo que queremos; igualmente, debemos ser prácticos reconociendo que todo logro requiere algún compromiso y esfuerzo. El Dalái Lama nos recuerda que debemos “Tener en cuenta que el gran amor y los grandes logros requieren grandes riesgos”. 
Pero ese esfuerzo  disminuye en dificultad  cuando realmente –y de verdad- somos eso que queremos, que no es lo mismo que cuando somos lo que suponemos, deseamos o nos interesa parecer, basados en una percepción incompleta o sesgada de la realidad.  Quien no es amoroso le será muy difícil atraer amor, y en caso que lo logre también le será muy difícil conservarlo. Un autor anónimo nos recuerda que “Es cosa de locos querer cosechar mucho sembrando poco”. 
El mismo filósofo griego Aristóteles expresaba “Algunos creen que para ser amigos basta con querer, como si para estar sano bastara con desear la salud”. Podemos imaginar muchas cosas, convirtiéndolas en nuestro sueño, pero debemos hacer cambios para lograrlas. “No basta saber, se debe también aplicar. No es suficiente querer, se debe también hacer”, planteaba Johann Wolfgang Goethe, el poeta, novelista, dramaturgo y científico alemán. 
Se dice que todo cambio en nuestra vida comienza con un sueño, pero debemos hacerlo realidad. Recuerda que “Estas hoy donde te han traído tus pensamientos, estarás mañana donde te lleven tus pensamientos”, tal cual, planteaba el filósofo británico James Allen. 
Muchos logros requieren tener la capacidad y competencia requerida para alcanzarlos, porque no basta solo con el sueño y la creencia que lo lograremos. “La Realidad es aquello que, incluso aunque dejes de creer en ello, sigue existiendo y no desaparece”, expresaba el escritor y novelista estadounidense Philip K. Dick. Aunque en lo negativo funciona con más precisión, porque ocurre que cuando no creemos lograr algo, es muy probable que no lo logremos. Pero cuando creemos, sin considerar otros aspectos o elementos involucrados, no necesariamente lo vamos a lograr. 
"Suerte es lo que sucede cuando la preparación y la oportunidad se encuentran y fusionan", afirmaba el escritor, historiador, filósofo y abogado francés François Marie Arouet “Voltaire”. Es un hecho para quien no está preparado que la oportunidad no hará ninguna diferencia. También es un hecho que prepararnos requiere además de compromiso, dedicación y esfuerzo, el tiempo necesario, no solo para adquirir conocimientos y habilidades, sino la madurez requerida. “La mayor parte de los fracasos nos vienen por querer adelantar la hora de los éxitos”, expresaba el escritor y poeta mexicano Amado Nervo. 
“Querer es poder”, dice una popular expresión. El límite lo colocamos nosotros mismos. Es importante saber lo que queremos hacer y tener, pero es más importante saber lo que necesitamos tener y lo que debemos hacer para alcanzarlo, conscientes de los valores que deben guiarnos en tal búsqueda. Teniendo presente y reconociendo  lo que somos, porque atraeremos a nuestras vidas lo mismo que somos. 
Aunque siempre queda la opción de transformarnos a nosotros mismos, reinventarnos, lograr  nuestra mejor versión para alcanzar mejores, más realistas y positivas perspectivas de nuestra vida y futuro.

Miguel A. Terán
Twitter: @MiguelATeranO
Nota: imagen extraída de la web
Referencias: Tomadas de Wikipedia + RAE (Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española).


0 comments :

Publicar un comentario