REFLEXIÓN DEL DÍA (Miércoles 22 de Abril de 2015)

on martes, 21 de abril de 2015
“Su vida es el resultado de las escogencias que usted hace, sino le gusta es el momento de comenzar a hacer mejores escogencias”.
David Avocado Wolfe. Experto estadounidense en salud, nutrición y belleza.

REFLEXIÓN: La primera tarea cuando pretendemos cuestionar el rumbo de nuestra vida es considerar si cualquier necesidad de cambio es real, imaginaria o algo puntual, porque no es sano tomar decisiones definitivas para resolver problemas irreales, temporales o coyunturales, menos aún bajo la influencia de las emociones. 
Por lo contrario, muchos cambios necesarios, que deberían  ser radicales, algunas veces pretendemos hacerlos a medias. Alguien dijo, en esos casos de necesidad de cambio rotundo, que  "De lo que se trata no es de cambiar de pastor, sino de dejar de ser ovejas". 
Siempre existirá la posibilidad de cambiar de mal para peor, pero también de peor para mejor, así que todo tiene su tiempo, oportunidad  y riesgo. Y es un hecho, que al final de la vida parece haber más arrepentimiento por lo que no se hizo que por lo que hicimos. 
Es importante proyectar los resultados esperados del cambio, no solo en el corto plazo, que algunas veces engaña con “Cantos de Sirena”, sino en el mediano y largo plazo. Los cambios- generalmente- conllevan pérdidas y ganancias, aparecen nostalgias y logramos o truncamos sueños. Pero siempre existirá la posibilidad de hacer cambios que podrían dar una vuelta a nuestra existencia.   
Debemos decidir entre la costumbre, lo cómodo o lo que necesitamos realmente intentar. Es un hecho que nos acostumbramos hasta a lo malo. El reto es salir del nivel del “confort” y hacer algo diferente, que simplemente podría consistir en hacer mejor lo que ya estamos haciendo. Son bastantes quienes todos los días se levantan con la expectativa de lograr algo distinto, pero nunca hacen nada diferente, permitiendo así que muchos sueños se trunquen y –más adelante-  hasta puedan convertirse en pesadillas. 
Una de las dificultades que impide hacer escogencias y cambios, es la obligación de rechazar otras posibles alternativas y, algunas veces, queremos o pretendemos conservar “lo mejor de ambos mundos”. Al respecto, el escritor italiano, Italo Calvino reconocía que “Cada elección tiene su anverso, es decir, una renuncia; por esa razón no hay diferencia entre el acto de elegir y el acto de renunciar”. En todo caso, parece un hecho que “Tienes que decidir cuál es tu máxima prioridad y tener el coraje de decir “no” a otras cosas” recomendaba el consultor y orador Stephen R. Covey. 
Al elegir debemos ser cuidadosos, porque algunas elecciones de hoy, podrían acompañarnos por siempre, para bien o para mal. Incluso, tal cual expresaba el famoso escritor argentino Jorge Luis Borges,  “Hay que tener cuidado al elegir a los enemigos porque uno termina pareciéndose a ellos”. Mientras que el escritor español Baltasar Gracián, hacía referencia a que “El no y el sí son breves de decir pero piden pensar mucho”. 
Escogemos hasta nuestros recuerdos, consciente o inconscientemente. Al respecto, el novelista francés Roger Martin du Gar, planteaba que  “La vida sería imposible si todo se recordase. El secreto está en saber elegir lo que debe olvidarse”.  
Publio Terencio,  el autor de comedias romano, decía “Mala cosa es tener un lobo agarrado por las orejas, pues no sabes cómo soltarlo ni cómo continuar aguantándolo”, muchas decisiones son tan o más complicadas que eso. 
El escritor checoslovaco Franz Kafka recomendaba “Reflexionar serena, muy serenamente, es mejor que tomar decisiones desesperadas”. Tomar el tiempo requerido para prepararse y decidir, es parte clave en el éxito de la decisión, una palabra muy utilizada en el idioma inglés “Timing”, expresa la importancia del momento preciso. 
Aunque, tal cual refirió el escritor suizo Henry F. Amiel, quien pretende verlo todo con claridad antes de decidir nunca decide. El riesgo es implícito a cualquier decisión, y esa es la ineludible responsabilidad de quien decide.  Y para concluir, tengamos presente las palabras del famoso poema del español Ramón de Campoamor que dicen «En este mundo traidor / nada es verdad ni mentira / todo es según el color / del cristal con que se mira».

Miguel A. Terán
Blog: www. miguelterancoach.blogspot.com
Facebook: https://www.facebook.com/miguelterancoach
Linkedin: http://www.linkedin.com/in/miguelterancoach
Twitter: @MiguelATeranO
Nota: imagen extraída de la web

Referencias: Tomadas de Wikipedia.

0 comments :

Publicar un comentario