REFLEXIÓN DEL DÍA (Martes 21 de Abril de 2015)‏

on lunes, 20 de abril de 2015
“Olvida lo que te lastimó en el pasado, pero nunca olvides el aprendizaje que te dejó”.
Buda Gautama. Sabio en cuyas enseñanzas se fundó el Budismo.

REFLEXIÓN: El mismo Buda planteó "El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional". Es importante olvidar lo que nos hizo daño y nunca recordar con sufrimiento ese momento, ni con rabia u odio a quienes pudieron haberlo causado. Sin embargo,  es necesario conservar la experiencia y el aprendizaje que esta experiencia nos dejó. De manera más jocosa, pero realista, muchos años después el político británico Harold MacMillan, afirmaba que “Deberíamos usar el pasado como trampolín y no como sofá”. 
Desde el punto de vista de rumiar el dolor, debemos olvidar lo que ya sucedió. Lograremos más enfocándonos en aprender la lección e intentarlo de nuevo –si vale la pena- con esa experiencia adicional.  Es también importante reconocer nuestra alícuota de culpa en lo ocurrido, evitando desgastarnos intentando buscar culpables. 
Expresaba el político británico Sir Winston Churchill “Si el presente trata de juzgar el pasado, perderá el futuro”. Es un riesgo pasar el tiempo juzgando lo que hicimos o no, o buscando culpables, es mejor solo reflexionar, aprender y hacer los cambios que correspondan. 
“Los que no pueden recordar el pasado están condenados a repetirlo”, planteaba el filósofo y escritor español Jorge Santayana. Mientras, en similar línea de pensamiento, el filósofo holandés Baruch Benedict Spinoza, recomendaba “Si no quieres repetir el pasado, estúdialo”. 
“Hay alguien tan inteligente que aprende de la experiencia de los demás”, afirmaba el filósofo y escritor francés Voltaire. Tal vez a conciencia Voltaire no generalizaba, sino que se refería a “alguien”, porque muchas veces necesitamos quemarnos la mano para garantizar o convencernos que la hornilla está caliente, aunque hayamos sido advertidos. Son muchos quienes no aprenden por experiencia ajena. 
El acto de vivir consiste en transitar a través de un camino lleno de experiencias, pero muchas de esas experiencias no logran el debido efecto, ya que  “Algunas personas nunca aprenden nada, porque todo lo comprenden demasiado pronto”, según afirmaba el poeta inglés Alexander Pope. 
Otras experiencias en ese transitar simplemente no las vemos, porque parece realidad que “El más largo aprendizaje de todas las artes es aprender a ver”, tal cual, lo reconocía el novelista francés Jules Gouncourt. Creencias y paradigmas impiden ver con la necesaria amplitud lo que ocurre y, es por ello, que nuestra perspectiva de situaciones, circunstancias y personas es limitada. 
“Nunca arruines al hoy con culpas del ayer, ni con dudas del mañana”, recomienda un autor anónimo. Se dice que perdonamos cuando recordamos lo ocurrido sin dolor. Entonces, olvidemos quién y qué nos lastimó, volvamos la vista atrás solo para aprender de la experiencia y de nuevo pongamos marcha hacia adelante. No nos encariñemos con el pasado, porque tal cual dice el refrán “Agua pasada no mueve molino”. 

Miguel A. Terán
Twitter: @MiguelATeranO
Nota: imagen extraída de la web
Referencias: Tomadas de Wikipedia.


Si te ha gustado esta reflexión, DALE ME GUSTA (LIKE) en las redes  y COMPARTELA. Un buen mensaje toma valor y fuerza en la medida que se transmite a mayor número de personas. Si cada uno de nosotros reflexiona, aprende y cambia para mejor, todo cambiará para mejor.

0 comments :

Publicar un comentario