REFLEXIÓN DEL DÍA (Miércoles 15 de Abril de 2015)‏

on martes, 14 de abril de 2015
"Si me caí, es porque estaba caminando. Y caminar vale la pena, aunque te caigas."
Eduardo Galeano (1940-2015). Periodista y escritor uruguayo. (QEPD)

REFLEXIÓN: Si de niño no hubiéramos persistido, levantándonos después de cada caída, no habíamos aprendido a caminar. Tal vez, eran más las veces que estábamos en el suelo que dé pie, pero siempre intentándolo de nuevo. 
Esa parece la esencia de la vida para todo. Sin embargo, en la vida de adulto, cada caída debe llevarnos a reflexionar acerca de lo que hemos hecho, considerar nuevas formas de hacerlo, cambiar de rumbo y hacer los necesarios ajustes en la ruta. Pero es importante tener presente, lo  referido por Bill Gates, cuando dijo "No te lamentes de tus errores, aprende de ellos". En otras palabras, hacer los ajustes que correspondan y seguir adelante. 
Muchas personas se derrotan por el camino, olvidando ilusiones y sueños. Quien fue Presidente estadounidense, Theodore Roosevelt, expresó “Es duro caer, pero es peor no haber intentado nunca subir”. También, muchas veces, ocurre que sentimos perder la fuerza y el ánimo después de caer, tal cual lo refirió el dramaturgo y guionista estadounidense Arthur Miller, cuando dijo “Hay quienes no suben después de caer”. El problema no es caer, el problema es sentirnos derrotados o tomarle gusto al piso.  
El escritor británico Oliver Goldsmith consideraba que “Nuestra mayor gloria no está en no haber caído nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos”. En similar mensaje, un antiguo proverbio chino, dice "Si te caes siete veces, levántate ocho". Mientras el compositor, director y pianista alemán Ludwig van Beethoven afirmaba que "El genio se compone del dos por ciento de talento y del noventa y ocho por ciento de perseverante aplicación". 
El reto es mantenerse consecuente en el esfuerzo, haciendo los ajustes a que haya lugar, teniendo presente la expresión “Insistir, persistir, resistir y nunca desistir para seguir adelante”. El escritor inglés Samuel Johnson afirmó que “Las grandes obras son hechas no con la fuerza, sino con la perseverancia”. Por supuesto, que es tan importante saber cuándo comenzamos y, más aún,  tener claro donde detenernos o cuándo terminamos, para no hacer del acto de vivir una carrera sin fin,  en búsqueda de algo que ya no podemos definir.
"Haz de los obstáculos escalones para aquello que quieres alcanzar", expresaba el famoso actor y humorista británico Charles Chaplin. Tengamos presente que no es suficiente ir con la manada. Un autor anónimo, nos recuerda "Nunca olvides que solo los peces muertos nadan con la corriente". 
El compromiso y la consecuente persistencia y disciplina, son clave para continuar caminando y sobre todo para levantarnos cada vez que caigamos. Recordemos que “Podemos llegar a cualquier parte, siempre que andemos lo suficiente", expresaba el escritor británico Lewis Carroll, reconocido por su autoría de la obra “Alicia en el país de las maravillas”. De cada caída el reto es aprender, hay muchas formas de caer, no se justifica repetir similares caídas.


Miguel A. Terán
Twitter: @MiguelATeranO
Nota: imagen extraída de la web
Referencias: Tomadas de Wikipedia.

Si te ha gustado esta reflexión, DALE ME GUSTA (LIKE) en las redes  y COMPARTELA. Un buen mensaje toma valor y fuerza en la medida que se transmite a mayor número de personas. Si cada uno de nosotros reflexiona y cambia para mejor, todo cambiará para mejor.


“Sueña, vive, reflexiona, aprende, ayuda y ora”.

2 comments :

Anónimo dijo...

._.

Anónimo dijo...

keskedeskeee?

Publicar un comentario