REFLEXIÓN DEL DÍA (Lunes 27 de Abril de 2015)‏

on lunes, 27 de abril de 2015
“Convertid un árbol en leña y podrá arder para vosotros; pero ya no producirá flores ni frutos”. 
Rabindranath Tagore (1861-1941). Poeta y filósofo bengalí. Premio Nobel de Literatura en (1913)
 
REFLEXIÓN: Saber lo que ganamos y lo que perdemos con cada una de nuestras decisiones, palabras y acciones es la clave para la estabilidad y felicidad en nuestra vida. El pragmatismo extremo, con el cual algunos individuos pretenden llevar sus vidas, les permite solo ver un lado de la película,  el resultado a corto plazo, sin considerar resultados más allá del momento. 
Expresaba el novelista ruso y pensador social y moral León Tolstoi “Hay quien cruza el bosque y solo ve leña para el fuego”, sin darse cuenta que pierde olores, colores y sobre todo vida. Expresando el riesgo y peligro de un daño más profundo para las personas  y  la sociedad, Nelson Mandela afirmaba  “Es muy fácil romper y destruir. Los héroes son aquellos que hacen la paz y construyen". 
La conocida fábula de “La Gallina de los Huevos de Oro”, atribuida al fabulista griego Esopo, es un buen ejemplo del riesgo que conlleva pretender adelantar un resultado en busca del beneficio inmediato, sin considerar otras consecuencias y riesgos. 
Los logros verdaderos se hacen realidad en el tiempo, muchos “éxitos” a corto plazo no serán más que los fracasos del largo plazo, y muchos “fracasos” a corto plazo, son la siembra de éxitos en el largo plazo. Entonces, el éxito y el fracaso nos engañan en el corto plazo, pero es en el futuro –con el pasar del tiempo- donde quedan al descubierto lo que verdaderamente han sido. 
La escritora y filósofa estadounidense, de origen ruso, Ayn Rand consideraba que “Podemos evadir la realidad, pero no podemos evadir las consecuencias de evadir la realidad”. Solo en las películas,  cerrando los ojos y tapando los oídos, pasamos una etapa o escena, en la vida real eso no ocurre así; por el contrario, si lo hacemos, cuando abramos los ojos y destapemos los oídos puede que estemos en un problema de mayor envergadura. 
Es posible que disfrutemos algo en el corto plazo, pero al no valorarlo adecuadamente y no cuidarlo como merece, nos arriesgamos a perderlo más adelante. Un sabio refrán nos recuerda “Quien no cuida lo que tiene a pedir se queda”. Es importante tener presente que el mundo de nuestros hijos lo estamos construyendo o destruyendo hoy día.

Miguel A. Terán
Twitter: @MiguelATeranO
Nota: imagen extraída de la web
Referencias: Tomadas de Wikipedia.

Si te ha gustado esta reflexión, DALE ME GUSTA (LIKE) en las redes  y COMPARTELA. Un buen mensaje toma valor y fuerza en la medida que se transmite a mayor número de personas. Si cada uno de nosotros reflexiona, aprende y cambia para mejor, todo cambiará para mejor.


0 comments :

Publicar un comentario