REFLEXIÓN DEL DÍA (Jueves 30 de Abril de 2015)‏

on jueves, 30 de abril de 2015
“Se habla mucho del derecho a la vida, pero no de lo importante que es el deber de vivirla”.
José Luis Sampedro (1917- 2013). Escritor, humanista y economista español. Premio Nacional de las Letras Españolas (2011).

REFLEXIÓN: Andamos tan a prisa por la vida, girando en círculos, como el perro que intenta morderse la cola. Lo hacemos sin saber a ciencia cierta en que camino vamos. En otros casos, cuando sabemos el camino, tal vez, no entendemos la razón para recorrerlo –y quizá ni tengamos tiempo para preguntárnoslo- y la verdad es que muchas veces es solo el camino que nos han “vendido” o nos han impuesto, no siempre el camino que conscientemente escogimos. 
Dedicamos parte importante de nuestro tiempo en rutinas, problemas y circunstancias triviales, mientras se nos escapa lo sustancioso. El hábito y su compañera la rutina acaban con nuestros sueños. El especialista en temas del tiempo el canadiense Carl Honoré refiere que “Viajamos constantemente por el carril rápido, cargados de emociones, de adrenalina, de estímulos, y eso hace que no tengamos nunca el tiempo y la tranquilidad que necesitamos para reflexionar y preguntarnos qué es lo realmente importante”. 
La filosofía del “Movimiento Lento”, en inglés “Slow Movement”,  nos invita a reducir la marcha y buscar el tiempo justo para cada cosa,  a tomar el control de nuestro tiempo, evitando ser sus esclavos. De ninguna manera es una invitación a no hacer nada, por el contrario, es una invitación al equilibrado uso del tiempo entre  trabajo, tareas, sueños, amistad, familia, pareja, salud, estudio y desarrollo, comunidad, placer, diversión y otros, en busca de formar personas y sociedades armónicas y balanceadas.   
El mismo Carl Honré plantea que “Somos esclavos de los horarios, del ruido, del consumo, de la hipoteca y de lo que se espera de nosotros, y eso equivale simplemente a sobrevivir pero no a vivir consciente y responsablemente”. Decía el escritor, poeta y dramaturgo irlandés Oscar Wilde "Lo menos frecuente en este mundo es vivir. La mayoría de la gente existe, eso es todo".
Vivimos como pensamos o pensamos como vivimos, son preguntas que podemos extraer de la expresión del escritor francés Paul Charles Bourget, quien dijo “Hay que vivir como se piensa, si no se acaba por pensar como se ha vivido”. Por su parte, la escritora, oradora y activista política sordo-ciega estadounidense, Helen Keller se preguntaba ¿Por qué contentarnos con vivir a rastras cuando sentimos el anhelo de volar? Debemos hacer de nuestros sueños, objetivos y retos parte de la rutina en nuestras vidas. 
El filósofo alemán Friedrich Nietzsche planteaba “Aquel que tiene un porqué para vivir se puede enfrentar a todos los cómo". Es necesaria una razón para vivir que nos impulse cada día, pero una razón que venga desde adentro de nosotros. El escritor estadounidense  Henry Van Dyke afirmaba que “La felicidad es interior, no exterior; por lo tanto, no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos”. 
El también escritor y filósofo francés Michel de Montaigne, consideró una perspectiva desde los seres sociales que somos, al afirmar “Quien no vive de algún modo para los demás, tampoco vive para sí mismo”. Es un hecho que parte de nuestra vida está influida por otros y la de otros por nosotros, porque compartimos el mismo escenario. 
“La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días”, refería el estadista y científico estadounidense Benjamin Franklin. Mientras el escritor ruso Leon Tolstoi consideraba que su felicidad consistía en saber apreciar lo que tenía y no desear con exceso lo que no tenía. 
 “Al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años”,  planteaba el político estadounidense Abraham Lincoln. Lo paradójico y triste es que perdemos tanto tiempo aprendiendo a vivir, tratando de entender lo expresado en las líneas anteriores, que el escritor argentino Ernesto Sábato decía  “Lástima que cuando uno empieza a aprender el oficio de vivir ya hay que morir”.

Miguel A. Terán
Facebook: https://www.facebook.com/miguelterancoach (Se agradecen los Like o Me Gusta a esta página)
Twitter: @MiguelATeranO
Nota: imagen extraída de la web
Referencias: Tomadas de Wikipedia.


0 comments :

Publicar un comentario