REFLEXIÓN DEL DÍA (Miércoles 11 de Marzo de 2015)

on martes, 10 de marzo de 2015
“La vida es como las naranjas, hay que sacarles el jugo a tiempo”.
Doménico Cieri Estrada (n. 1954). Escritor mexicano.

REFLEXIÓN: Ciertamente, si no aprovechamos o disfrutamos a tiempo, ese tiempo se nos va llevando con él las oportunidades que nos había brindado, entre ellas disfrutar de una buena naranja. Son muchos quienes viven la vida que otros les exigen o les han vendido, no las que ellos mismos desean y merecen. Al respecto, el escritor, poeta y dramaturgo irlandés Oscar Wilde afirmaba que “Para la mayoría de nosotros, la vida verdadera es la vida que no llevamos”. 
Cuando decimos sacar el jugo a tiempo, es sacarlo a tiempo, ni muy temprano ni muy tarde. Todo en su debido momento. Si lo hacemos antes de tiempo, la naranja estará verde; si lo hacemos muy tarde la naranja estará podrida. Se dice que el tiempo de Dios es perfecto. Una lección que debemos aprender en la vida es a tener y disfrutar de la paciencia, a saber esperar el momento. La naturaleza es sabia, a pesar del daño que le hemos causado, nunca el verano llega antes de la primavera. Todo tiene su tiempo y su momento. “Quien tiene paciencia, obtendrá lo que desea”, decía Benjamin Franklin, el político, científico e inventor estadounidense. 
El también político y decimosexto presidente estadounidense Abraham Lincoln afirmaba que “Al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años”, no es vivir la vida solo a lo largo, sino también a lo ancho. La vida se nos va esperando siempre “el gran momento” para hacer algo, sin reconocer ni darnos cuenta que la vida es la suma de pequeños momentos. “Vive de instante en instante, porque eso es la vida”, decía el cantautor Facundo Cabral. 
Mientras el filósofo y escritor español José Ortega y Gasset también reconocía que “Algunas personas enfocan su vida de modo que viven con entremeses y guarniciones. El plato principal nunca lo conocen”, aunque tal vez siempre lo estuvieron esperando. 
Hacemos y acumulamos, pero nos olvidamos de saborear y disfrutar el resultado de nuestros esfuerzos y logros. Nos llenamos de compromisos y obligaciones, que nos complican y enredan la vida. Además, no llenamos de cosas,  que nos esclavizan al hacernos vivir con el miedo y temor de perderlas. Así concluimos, convirtiendo nuestros sueños en pesadillas.  El famoso escritor de El Principito, Antoine De Saint Exupery, recomendaba “Haz de tu vida un sueño, y de tu sueño una realidad”. 
El ministro y profesor escocés Thomas Chalmers planteaba que “La dicha de la vida consiste en tener siempre algo que hacer, alguien a quien amar y alguna cosa que esperar”. Y la famosa actriz, modelo y cantante francesa Brigitte Bardot, expresaba algo aparentemente lleno de contradicción, una paradoja del éxito, cuando dijo “He tenido éxito en la vida. Ahora, intento hacer de mi vida un éxito”. Ella se retiró de su carrera artística a los cuarenta años. 
Sin descuidar nuestros sueños y retos, parece sano que disfrutemos cada momento, evitando que el pasado y el futuro nos lo roben.


Miguel A. Terán
Twitter: @MiguelATeranO
Nota: imagen extraída de la web
Referencias: Tomadas de Wikipedia.

Si te ha gustado esta reflexión, DALE ME GUSTA (LIKE) en las redes  y COMPARTELA. Un buen mensaje toma valor y fuerza en la medida que se transmite a mayor número de personas. Si cada uno de nosotros reflexiona y cambia para mejor, todo cambiará para mejor.

“Sueña, vive, reflexiona, aprende, ayuda y ora”.


0 comments :

Publicar un comentario