REFLEXIÓN DEL DÍA (Lunes 16 de Marzo de 2015)

on lunes, 16 de marzo de 2015
"El primer paso para encontrar a la persona correcta es deshacerse de la incorrecta”.
Autor Anónimo

REFLEXIÓN: Las oportunidades llegan y de la misma manera se van. Se dice que la oportunidad no toca dos veces la misma puerta. Por lo general, escoger o decidir una alternativa significa abandonar otras;  tal vez, allí radica la dificultad para hacer los cambios que requiere nuestra vida; porque, o no nos atrevemos a cambiar o hay quienes les gustaría quedarse con lo “mejor de ambos mundos”, lo nuevo y lo anterior.   
Existen muchas personas atrapadas –y quizás congeladas- en una doble vida, donde la pareja correcta es aquella persona imaginaria, que reúne las condiciones de dos o más incorrectas o –quizá-  “incompletas”. Decía el músico y compositor británico John Lennon que “Nos hicieron creer que cada uno de nosotros es la mitad de una naranja, y que la vida solo tiene sentido cuando encontramos la otra mitad. No nos contaron que ya nacemos enteros, que nadie en la vida merece cargar en las espaldas, la responsabilidad de completar lo que nos falta”. 
La idea es unirnos en pareja para enriquecernos mutuamente, compartir nuestras llenuras, no nuestras carencias o vacíos, para compartir todo lo bueno sin mendigar nada, para crecer y ser mejores. No podemos aspirar que nuestra pareja sea responsable de complementarnos ni hacernos felices, porque esa responsabilidad es nuestra. Para hacer pareja, decía el autor estadounidense Jackson Brown, no es suficiente encontrar a la persona adecuada, también nosotros debemos ser la persona adecuada. Realista frase, porque podemos dedicarnos a la búsqueda de la persona perfecta y no reconocemos nuestras propias imperfecciones. 
La primera condición para ser felices es amarnos a nosotros mismos, porque de allí surge el necesario respeto y estima que debemos sentir y tener por nosotros y por los demás. Qué valor aspiraríamos que nos otorgaran otros cuando no nos valoramos ni respetamos a nosotros mismos. 
No pretendemos afirmar que la persona incorrecta es mala, simplemente no es la correcta o adecuada, para que ambos se estabilicen y crezcan emocionalmente. Aunque es difícil  reconocer, algunas veces en una relación la persona inadecuada somos nosotros mismos, pero parece más fácil culpar al otro. 
Sin embargo, es también realidad, que no todas son buenas y, es por ello,  que algunas personas están ligadas afectiva o sentimentalmente a vampiros emocionales, quienes acaban con sus buenos sentimientos, ocasionando daños profundos a su autoestima. Existen personas que se unen en pareja, con el objetivo único de acabarse y destruirse mutuamente, en muchos aspectos. 
Una difícil decisión, que debemos tomar algunas veces en la vida, es saber cuándo retirase a tiempo de una relación o cuándo intentarlo un poco más. Es importante definir –lo más objetivamente posible- sí estamos relacionados con la persona correcta, con aquella que nos demuestra que podemos crecer juntos y que hay futuro en la relación. Un futuro basado en mutuo respeto, confianza, comunicación y amor. De no ser así, es recomendable dejar a un lado esa relación, como primer paso, para brindarse otra oportunidad con más y mejor futuro. En realidad, este mensaje puede aplicar en cualquier tipo de relación humana, no solo en las relaciones de pareja.

Miguel A. Terán
Twitter: @MiguelATeranO
Nota: imagen extraída de la web
Referencias: Tomadas de Wikipedia.

Si te ha gustado esta reflexión, DALE ME GUSTA (LIKE) en las redes  y COMPARTELA. Un buen mensaje toma valor y fuerza en la medida que se transmite a mayor número de personas. Si cada uno de nosotros reflexiona y cambia para mejor, todo cambiará para mejor.

“Sueña, vive, reflexiona, aprende, ayuda y ora”.


0 comments :

Publicar un comentario