REFLEXIÓN DEL DÍA (Jueves 05 de Marzo de 2015)‏

on miércoles, 4 de marzo de 2015
“A veces, lavándonos las manos, nos ensuciamos la conciencia”.
Autor desconocido.

REFLEXIÓN: Una frase de origen bíblico, tomada como expresión popular, y utilizada por quien trata de escapar de alguna responsabilidad es: “Lavarse las manos como Poncio Pilatos”. Sin embargo, lavarse las manos no exonera de la responsabilidad por las decisiones o acciones que hemos tomado o no. 
“Tarde o temprano los seres humanos serán juzgados, no por el color de su piel, sino por el color de su conciencia”, fueron palabras del líder  Martin Luther King. Por su parte, el escritor y orador invidente estadounidense Jim Stovall,  afirma que ser “Integro es hacer lo correcto aunque nadie nos esté mirando”. La razón para las palabras de J. Stovall la había pronunciado –casi un siglo antes- el pintor neerlandés Vincent Van Gogh, diciendo “La conciencia vale por mil testigos”. 
Quien no tiene conciencia vive si criterio ni pauta ética, vendiendo su alma a la mejor oferta, quizá ni siquiera al mejor postor. Su palabra clave es la oportunidad, que la desvirtúa y convierte en oportunismo. Llega a considerar que vale por lo que tiene, incluyendo su poder,  o lo que hace, pero nunca por lo que es, porque al enfrentarse consigo mismo siente vergüenza. Aunque en muchas oportunidades este espécimen de la fauna humana,  logra  esconder su desviada conducta de la conciencia, tal cual lo refería  la filósofa francesa Simone Weil cuando afirmó que “Para que tu mano derecha ignore lo que hace la izquierda, habrá que esconderla de la conciencia”. 
Estos especímenes se rodean de otros –iguales o peores- que revolotean  a su alrededor - como aves de rapiña – siempre dispuestos a exonerarlos, exculparlos o descargarlos de pecado y culpa –ayudándole  a lavar sus manos – con la sola condición de que compartan con ellos algo del botín. 
En un mundo plagado  de comercio e interés, donde todo parece tener etiqueta y precio, no es de extrañarse que existan compradores y vendedores de conciencias, y que la conciencia sea considerada una mercancía. 
Algunas veces nos cuesta determinar quién es quién, en ese mundo que describimos en el párrafo anterior, donde hay tantos intereses y tantos “Camaleones” juegan para los “dos equipos”, con una “conciencia amañada” que pretende justificar de muchas formas lo injustificable.   La frase «Ley Campoamor» que se basa en el texto del famoso poema del español Ramón de Campoamor transmite esa triste verdad: «En este mundo traidor, nada es verdad ni mentira, todo es según el color del cristal con que se mira». 
Estos especímenes  para justificar los “logros” alcanzados –en tan poco tiempo - tendrían que contar –algo así – como “Una de vaqueros” o presentar “Certificados de Magia”. Recordemos que al verdadero éxito - al éxito integral-  ese que nos convierte en seres humanos, no le llegamos por ascensor sino subiendo escalón por escalón de la escalera. En caso de duda es siempre recomendable tener presente las palabras del filósofo y escritor español  Miguel De Unamuno “Hay que buscar la verdad y no la razón de las cosas”, porque la razón, sin la verdad, se convierte en justificación. 
Más allá de cualquier explicación es necesario tener presente que “La conciencia es nuestra brújula”, tal cual lo expresó el pedagogo romano Marco Fabio Quintiliano. Y con seguridad, perderla no nos llevará a ningún buen lugar. El sabio Sócrates consideraba que "La buena conciencia es la mejor almohada para dormir". 
Una conciencia, que no respeta principios ni valores,  es en realidad una inconciencia que nos aísla del mundo convirtiéndonos en seres individualistas e insensibles, solo preocupados por lo que consideramos, nos afecta directamente. Sin capacidad para comprender que “todo nos afecta a todos” porque estamos en un mismo lugar. Al final debemos rendir cuenta a la conciencia, y nuestras acciones buenas y malas, quedarán como huella imperecedera de nuestro transitar por la vida,  no importa cuántas veces lavemos nuestras manos.

Miguel A. Terán
Twitter: @MiguelATeranO
Nota: imagen extraída de la web
Referencias: Tomadas de Wikipedia.

Si te ha gustado esta reflexión, DALE ME GUSTA (LIKE) en las redes  y COMPARTELA. Un buen mensaje toma valor y fuerza en la medida que se transmite a mayor número de personas. Si cada uno de nosotros reflexiona y cambia para mejor, todo cambiará para mejor.

“Sueña, vive, reflexiona, aprende, ayuda y ora”.


0 comments :

Publicar un comentario