REFLEXIÓN DEL DÍA (Miércoles 11 de Febrero de 2015)‏

on miércoles, 11 de febrero de 2015
"Los que siempre se preocupan por algo, no pueden disfrutar del mundo."
Lao Tsé (Siglo VI AC). Filósofo chino.

REFLEXIÓN: El escritor estadounidense de autoayuda Wayne W. Dyer reconoce que “La catástrofe que tanto nos preocupa, a menudo resulta ser menos horrible en la realidad, de lo que fue en nuestra imaginación”. Si bien es cierto que la ansiedad, en compañía del miedo,  ha tenido la  importante función de ayudarnos a preservar la integridad física de nuestra especie, desde tiempos remotos; también es cierto que al llevarla a extremo, viviremos angustiados intentando protegernos de algo, sin poder precisar qué, ni identificar las razones o causas. 
En similar orden de ideas, el filósofo, matemático y físico René Descartes, expresó "He sufrido muchas desgracias, la mayor parte de las cuales nunca ocurrieron". Gran parte de las cosas que nos angustian nunca llegan a ocurrir, pero sin duda que nos hacen sufrir por anticipado. Esos momentos perdidos en inútil sufrir no podrán ser recuperados. El poeta italiano Pietro Metastasio decía “Si las íntimas preocupaciones de cada cual se leyeran escritas sobre su frente, cuántos que causan envidia generarían más bien lástima”. 
El empresario y escritor estadounidense,  Dale Carnegie, decía “Hoy es el mañana por el que te preocupabas ayer”, y si estamos leyendo esta reflexión, significa que ya pasó todo y aquí continuamos. Las angustias y preocupaciones por la incertidumbre del mañana nos consumen el único tiempo garantizado, el presente. Se dice que la preocupación no nos quita los problemas de mañana pero si nos quita la paz de hoy. 
Muchos individuos han llegado a acumular grandes fortunas, y su única actividad sigue siendo acumular más fortuna ante el temor de perder lo acumulado, cayeron en la trampa del miedo. El pensador francés Luc de Clapiers, Marqués de Vauvenargue, afirmaba que “No es verdad que se haya hecho fortuna cuando no se sabe disfrutar de ella”. Por su parte, el escritor estadounidense, Albert Guinon, planteaba que “El avaro experimenta a la vez todas las preocupaciones del rico y todas las penalidades del pobre”. Entonces, es mejor ocuparse que preocuparse, porque ocupándonos podemos avanzar, mientras que preocupados nos estancamos. 
Un autor anónimo refería que “Solo hay una forma de disfrutar la vida, viviendo como si nada fuera eterno”. Mientras otro autor anónimo consideraba que “La felicidad será constante cuando aprendas a disfrutar de cada momento de tu vida”. De manera graciosa, el dramaturgo y novelista estadounidense, Thornton Wilder decía: “Mi consejo es que no te preguntes por qué o de dónde, sino que disfrutes de tu helado mientras está en el plato. Esta es mi filosofía”. 
Un autor anónimo recomendaba “No guardes nada para una ocasión especial: cada día que vives es una ocasión especial. ¡La vida es para disfrutarla!”.  Tengamos presente que “Todo llega, todo pasa, todo cambia”. No perdamos la paz y felicidad  de hoy reprochando o deprimidos por el ayer, ni cargados de estres y angustia por el mañana.

Miguel A. Terán
Twitter: @MiguelATeranO
Nota: imagen extraída de la web
Referencias: Tomadas de Wikipedia.

Si te ha gustado esta reflexión, DALE ME GUSTA (LIKE) en las redes  y COMPÁRTELA. Un buen mensaje toma valor y fuerza en la medida que se transmite a mayor número de personas. Si cada uno de nosotros reflexiona y cambia para mejor, todo cambiará para mejor.

“Sueña, vive, reflexiona, aprende, ayuda y ora”.


1 comments :

Rosa Borneo Aloisio dijo...

Caramba ayer me desvelé, pensaba en las cosas que estan pasando en el pais, pero hay que considerar esta reflexión, ya tengo experiencia de enfermarme por el estres. “Todo llega, todo pasa, todo cambia”...."es mejor ocuparse que preocuparse"...gracias Miguel Feliz Día

Publicar un comentario