REFLEXIÓN DEL DÍA (Miércoles 04 de Febrero de 2015)

on martes, 3 de febrero de 2015
"No es suficiente con estar ocupados. Las hormigas también lo están. La cuestión es: ¿En qué estamos ocupados?"
Henry David Thoreau (1817-1862). Escritor, poeta y filósofo estadounidense.
REFLEXIÓN: No siempre debemos asociar hacer con logros, productividad o efectividad, porque podemos “hacer mucho” y lograr muy poco. Existen dos palabras, cuyo significado se confunde: Efectividad y Eficiencia, la primera se refiere a la capacidad de lograr el efecto o resultado que pretendemos; la segunda, se refiere al esfuerzo realizado en la búsqueda de lo que pretendemos. La efectividad se enfoca en resultados y logros mientras que la eficiencia en actividades y tareas. 
Como resultado podemos ser muy eficientes, organizados, metódicos, esforzados, etcétera, pero muy poco efectivos, al hacer mucho sin obtener lo que pretendemos.  La realidad es que estar ocupados no es suficiente, y hacer no es sinónimo de lograr. Debemos estar ocupados en aquello que hace la diferencia para alcanzar lo que pretendemos. 
En innumerables oportunidades estamos ocupados en cosas sin trascendencia ni importancia, que no dan ningún valor agregado y que están muy por debajo de nuestras competencias, habilidades, conocimientos o destrezas. Mientras lo realmente prioritario,  significativo o importante, erróneamente, será atendido en otro momento. 
Entonces, es necesario estar enfocados hacia la dirección de nuestras  prioridades. La cantidad y calidad de tiempo que reciben de nuestra parte las diferentes actividades que realizamos a diario, demuestra la prioridad que damos a cada una de las mismas. 
Estar atendiendo solo lo urgente y no lo importantes, es otro común error, relacionado con la perdida de prioridades.  Las prioridades son vitales e imprescindibles para definir nuestro rumbo y enfocar nuestros recursos. El empresario y autor motivacional estadounidense, Harvey Mackay afirma que “Si no decides cuáles son tus prioridades y cuánto tiempo les dedicarás, alguien más lo decidirá por ti”. 
En estos tiempos, es fácil caer atrapado en la trampa de la ocupación, por diversas razones incluso hasta por “prestigio” o caché. La expresión “es una persona muy ocupada” deja en el ambiente cierto halo que se asocia con fama, prestigio, riqueza, compromisos  o algo parecido, aunque muchas veces no es nada de eso, sino un simple e insensato hábito.  Tener a alguien de jefe con este hábito, y además poco dado a delegar, es una combinación mortal para cualquier supervisado, quien deberá pasar la vida  persiguiéndolo.     
También ocurre, en muchas oportunidades,  que dedicamos más tiempo a estar preocupados que a estar ocupados. La preocupación nos quita las fuerzas que requerimos para ocuparnos, manteniéndonos angustiados con incertidumbres por lo que podría pasar en el futuro, mientras descuidamos el presente. 
Es igualmente importante aprender a decir “No”, cuando lo consideremos prudente para evitar desviar nuestro foco de atención de las prioridades y responsabilidades,   y llenarnos de múltiples actividades y compromisos que imposibilitaran el logro de los objetivos y metas que nos hemos propuesto. 
Como consideración final, es necesario distribuir nuestro tiempo de manera armónica y balanceada, procurando brindar equilibrada atención a las diversas prioridades y responsabilidades de nuestra vida.

Miguel A. Terán
Twitter: @MiguelATeranO
Nota: imagen extraída de la web
Referencias: Tomadas de Wikipedia.

Si te ha gustado esta reflexión, DALE ME GUSTA (LIKE) en las redes  y COMPÁRTELA. Un buen mensaje toma valor y fuerza en la medida que se transmite a mayor número de personas. Si cada uno de nosotros reflexiona y cambia para mejor, todo cambiará para mejor.


“Sueña, vive, reflexiona, aprende, ayuda y ora”.

1 comments :

Rosa Borneo Aloisio dijo...

Excelente reflexion, pues si estoy bastante ocupada jejejeje pero debo ser mas efectiva y darle prioridad a las diferentes responsabilidades que tengo, e importantisimo aprender a decir "no" para no adquirir mas compromisos y no poder cumplir, se que no es fácil pero debo intentarlo. Gracias Miguel, Saludos

Publicar un comentario