REFLEXIÓN DEL DÍA (Martes 24 de Febrero de 2015)‏

on lunes, 23 de febrero de 2015
“En vez de maldecir el lugar en el que caíste, deberías buscar aquello que te hizo resbalar”.
 Paulo Coelho (n. 1947). Novelista y dramaturgo brasileño.

Reflexión: Una de las fórmulas más comunes de proceder ante los errores es buscar culpables y descargar nuestro malestar o ira contra ellos. Colocar en otro, llámese persona, objeto, evento o circunstancia, la culpa de mi experiencia y mis errores, ha sido práctica común de muchos individuos, quizá desde el inicio de los tiempos. Hace casi cuatrocientos años, el escritor español Baltasar Gracián, decía “Errar es humano, pero más lo es culpar de ello a otros”.
Dedicarnos a rumiar, justificar o excusarnos de lo ocurrido sin reconocer nuestra alícuota de culpa en la caída, prácticamente nos garantiza que vendrán nuevas caídas. El filósofo chino Confucio reconocía que “Quien ha cometido un error y no lo corrige, comete otro error mayor”.
Es también importante no equivocarnos al intentar buscar solo el error del momento, por ejemplo, quedar satisfechos al reconocer que algún “inconsciente”  lanzó algo al piso y por ello nos caímos. “La verdad verdadera” valga la redundancia  o la real causa de la caída obedeció a que caminábamos distraídos, aunque podría ser innegable que había algo en el piso. Lo cierto es que caminar con la debida atención está bajo nuestro control, evitar que alguien lance algo al piso no siempre lo estará.
Parecería lógico aprender de los errores, pero no siempre es así, por múltiples y diversas razones. El estadista y político británico Sir Winston Churchill afirmaba: “Me gustaría vivir eternamente, por lo menos para ver cómo en cien años las personas cometen los mismos errores que yo”.
Escribir la Reflexión del Día exige revisar innumerables citas, pensamientos, refranes  y frases de variados autores, algunas de ellas escritas o expresadas hace siglos y hasta milenios,  lo cual ratifica las palabras de Churchill, porque mucho de lo que han explicado grandes pensadores a través del tiempo, aún no ha sido debidamente entendido por las nuevas generaciones.
En una perspectiva menos critica del error, el escritor estadounidense Richard Bach, planteaba que “No hay errores. Los acontecimientos que atraemos hacia nosotros, por desagradables que sean, son necesarios para aprender lo que necesitamos aprender; todos los pasos que damos son necesarios para llegar adonde hemos escogido”. Casi en similar orden de ideas, el escritor Mario Benedetti, afirmaba que “La perfección es una pulida colección de errores”.
No debemos lamentarnos de nuestros errores, dice el empresario Bill Gates, sino aprender de ellos. La idea  es no repetirlos. Pero es clave reconocer y aceptar que los cometimos, por cualquier razón, para poder corregir. Negar nuestros errores es condenarnos a cometerlos de nuevo. Recordemos que la vida es tan buena maestra, que la lección que no aprendemos, nos la repetirá hasta que lo logremos o hasta el final de nuestros días.

Miguel A. Terán
Blog: www. miguelterancoach.blogspot.com
Facebook: https://www.facebook.com/miguelterancoach
Linkedin: http://www.linkedin.com/in/miguelterancoach
Twitter: @MiguelATeranO
Nota: imagen extraída de la web
Referencias: Tomadas de Wikipedia.

Si te ha gustado esta reflexión, DALE ME GUSTA (LIKE) en las redes  y COMPÁRTELA. Un buen mensaje toma valor y fuerza en la medida que se transmite a mayor número de personas. Si cada uno de nosotros reflexiona y cambia para mejor, todo cambiará para mejor.


“Sueña, vive, reflexiona, aprende, ayuda y ora”.

0 comments :

Publicar un comentario