REFLEXIÓN DEL DÍA (Lunes 26 de Enero de 2015)

on lunes, 26 de enero de 2015
"La esperanza no es la convicción de que algo saldrá bien, sino la certeza de que algo tiene sentido, salga como salga."
Vaclav Havel (1936- 2011). Político y escritor checo. Ultimo Presidente de Checoslovaquia y Primer Presidente de la República Checa.

REFLEXIÓN: El diccionario define esperanza al estado de ánimo en el cual se nos presenta como posible lo que deseamos. Es la existencia de probabilidad para lograrlo,  no necesariamente la convicción, certeza o seguridad que lo lograremos. 
Cuando tratamos de hacer realidad algunos sueños o proyectos de vida, debemos estar convencidos, no solo de poder alcanzarlos, sino principalmente que son válidos para nosotros y para los demás, que no irán en contra de nuestros valores y que contribuirán a convertirnos en la persona que deseamos llegar a ser. Entonces, debe existir alguna razón o razones que justifiquen la esperanza y el esfuerzo que debemos dedicar a alcanzarlos. 
A lo largo de la historia algunos individuos iniciaron proyectos o retos, difíciles de lograr, pero necesarios para alcanzar el objetivo o meta de quien pudo soñarlos. En innumerables oportunidades esos sueños e ideas fueron para bien, y la humanidad avanzó, en algún aspecto. Desgraciadamente, en otras oportunidades, los sueños  solo eran “correctos” en la mente de quien los creo, pero no en beneficio de los demás. 
La esperanza es mal entendida, cuando hemos llegado al punto de no ver otra opción o alternativa, y queremos o necesitamos creer en algo o alguien, perdiendo el sentido de lo lógico y apasionándonos de manera fanática en esa esperanza.  El Maestro espiritual Osho, planteaba – desde su crítica y extrema perspectiva – que creer significa no pensar, no jugar con las ideas. Porque para él la creencia es ciega, resultado de que nos han enseñado o convencido para creer. 
En lado de la fe, el mismo Osho,  afirmaba que la fe es nuestra, pero la fe requiere que rechacemos la creencia para que ella pueda surgir. En una de las definiciones de fe que aparece en el diccionario, sé hace referencia  a la fe como el buen concepto que se tiene de alguien o de algo. 
Por lo general, cuando estamos convencidos del sentido, validez y razón de algo o alguien, es fácil poner nuestra esperanza y fe, uniéndolas al esfuerzo y dedicación, más allá de la certeza que logremos o no la meta u objetivo propuesto. Pero al hacerlo así, aumentamos la probabilidad de alcanzar los objetivos o metas que nos hemos propuesto.   
Al momento de luchar por el bienestar de todos, alguien refirió que más valen pocos comprometidos, que muchos por compromiso. La fe y la esperanza son vitales para alcanzar nuestros sueños y objetivos, pero se requiere unirlos al compromiso, esfuerzo y dedicación.
  
Miguel A. Terán
Twitter: @MiguelATeranO
Nota: imagen extraída de la web
Referencias: Tomadas de Wikipedia.

Si te ha gustado esta reflexión, DALE ME GUSTA (LIKE) en las redes  y COMPARTELA. Un buen mensaje toma valor y fuerza en la medida que se transmite a mayor número de personas. Si cada uno de nosotros reflexiona y cambia para mejor, todo cambiará para mejor.


“Sueña, vive, reflexiona, aprende, ayuda y ora”.

1 comments :

Rosa Borneo Aloisio dijo...

Caramba "Esperanza" palabra muy utilizada en estos dias, porque la necesitamos, esperanza y fé para tener un mejor país, acompañada de esfuerzo y dedicación como lo explicas en la reflexión. Excelente, gracias Miguel

Publicar un comentario