PENSAMIENTO Y REFLEXIÓN DEL DÍA Miércoles 12 de Noviembre de 2014

on martes, 11 de noviembre de 2014
"No todas las verdades son para todos los oídos".
Umberto Eco (n. 1932). Filósofo y escritor italiano.

REFLEXIÓN: Muchas verdades o posibles verdades, exigen a nuestro pensamiento la necesaria amplitud para escuchar y entender diferentes perspectivas y puntos de vista, incluyendo aquellos que nos afectan o –simplemente – nos desagradan. No obstante, en  oportunidades, lo que ocurre es que oímos lo que queremos escuchar y observamos lo que queremos ver, desechando todo lo demás.

Las experiencias propias y referidas, creencias, valores, expectativas, intereses y suposiciones, representan filtros perceptivos que limitan o restringen el paso de lo que no está acorde con los paradigmas del individuo, los cuales son resultado de todo ese bagaje personal, que puede impulsarlo o limitarlo.

La escritora estadounidense Anaïs Nin expresaba que “No vemos jamás las cosas tal cual son, las vemos tal cual somos”. He aquí la diferencia entre realidad e interpretación. En innumerables oportunidades las percepciones son distorsionadas por nuestras creencias y paradigmas. En parte de esas ocasiones, queremos hacer realidad nuestros sueños,  a toda costa, aunque sea disfrazándolos. Podemos pasar años ocultando nuestra realidad, convencidos de que es la verdad. El escritor y novelista estadounidense Philip K. Dick reconocía que “La Realidad es aquello que, incluso aunque dejes de creer en ello, sigue existiendo y no desaparece”.

Es común reconocer que el último que se entera es la víctima. Cuando todo el vecindario conoce de infidelidades, de problemas con los hijos, etcétera, los únicos que se niegan a aceptarlos son los afectados, en esos particulares casos, la pareja y los progenitores. La conclusión es, que no pocas veces, nuestra realidad la conocen todos, menos nosotros mismos, que la hemos negado y continuamos haciéndolo.

En algún momento podemos llegar a percibir, apreciar y comprender el problema, pero al sentirnos incapaces de encontrar la solución, comenzamos a negarlo, y esos filtros, mencionados párrafos atrás, se encargarán de distorsionar la realidad. Aunque “La única verdad es la realidad”, nos decía el filósofo griego Aristóteles.

La tarea de ocultar, consciente o inconscientemente, es agotadora porque cada vez que tiene oportunidad, la verdad sale a flote. Se dice que la peor de todas las mentiras es cuando nos mentimos a nosotros mismos. Nos negamos a enfrentar inquietudes y pequeños malestares, pero tendremos que enfrentarnos con ellos cuando aparezcan convertidos en verdaderos problemas.

El escritor francés Marcel Proust afirmaba que “El único verdadero viaje de descubrimiento consiste no en buscar nuevos paisajes, sino en mirar con nuevos ojos”. Si continuamos mirando de la misma manera seguiremos viendo lo mismo.  Veamos entonces con nuevos ojos y escuchemos con nuevos oídos, para buscar la realidad que representa el mejor camino para la paz y felicidad duradera.

Miguel A. Terán
Twitter: @MiguelATeranO

 Nota: imagen extraída de la web

 Si te ha gustado, COMPARTE.

0 comments :

Publicar un comentario