PENSAMIENTO Y REFLEXIÓN DEL DÍA Jueves 13 de Noviembre de 2014

on miércoles, 12 de noviembre de 2014
“Todo ser humano que encuentro es superior a mí en alguna cosa. Por eso aprendo siempre algo de él”.
Ralph Waldo Emerson (1803 - 1882). Filósofo y escritor estadounidense.

REFLEXIÓN: Aunque esta cita de Emerson hace referencia a los seres humanos, comencemos por afirmar que es mucho lo que podemos aprender de los seres vivos en particular y de la naturaleza en general. Alguien refirió que un hoja, llegado el otoño o vencido su lapso de vida, no se complica escogiendo, discutiendo o amargándose por el lugar del suelo donde quiere caer, esa simplemente será su próxima etapa, y el viento y otras condiciones naturales harán su trabajo.

La conciencia debe permitirnos reconocer que los seres humanos no necesariamente somos iguales, sino somos únicos, cada cual tiene sus circunstancias,  historia y su valor. Podemos encontrar a alguien a quien no le otorgamos ese justo valor,  porque no encaja en nuestros paradigmas de éxito, riquezas, poder, fama, etcétera, pero no sabemos cuan fuerte y firme ha sido para lograr sobrevivir a las vicisitudes de su particular condición y experiencia vida.

El famoso escritor del libro El Principito, el francés Antoine De Saint Exupery, planteaba que es mucho más difícil juzgarse a sí mismo que juzgar a los demás. Al juzgar a los demás perdemos la oportunidad de aprender de ellos, porque menospreciamos su valor.

Grandes pensadores y muchos individuos de éxito económico, a lo largo de la historia y luego de transitar por el fracaso, reconocen que el fracaso fue su gran escuela. Simplemente, ocurre que los “éxitos” del hoy logran que muchos olviden sus raíces, sin reconocer que esas raíces y esas vivencias de todo tipo han construido ese “éxito” de hoy. Para algunos, el “éxito” llega a ser un verdadero éxito, sin comillas, porque logran – el auténtico éxito -  armonizando, equilibrando y tomando conciencia sobre los diferentes aspectos de su vida.  

Los conceptos de superioridad e inferioridad representan paradigmas,  no realidades. Para muchos individuos su superioridad en algún aspecto representa su debilidad e inferioridad en otras, y viceversa.

Sin lugar a duda, un paradigma de importancia a la estatura física, que los habría limitado al no ser esta su más atractiva característica, tal vez no hubieran tenido oportunidades de cambiar la historia o dejar un legado, Simón Bolívar, Napoleón Bonaparte, Benito Juárez y muchos más. El emperador Napoleón Bonaparte, consciente de ello,  decía “No se debe juzgar a los hombres por su fisonomía, sobre todo, sin ponerlos a prueba”.

Uno de los más conocidos novelistas de la literatura universal, Charles Dickens, reconocía que: “Hay grandes hombres que hacen a todos los demás sentirse pequeños. Pero la verdadera grandeza consiste en hacer que todos se sientan grandes”. Tengamos presente las palabras de quien fue la Primera Dama Estadounidense Eleanor Roosevelt, cuando ratificaba: "Nadie puede hacerte sentir inferior sin tu consentimiento”.

De todo y de todos debemos aprender hasta el último día de nuestra vida. Pero, tengamos presente, las palabras del novelista francés Jules Gouncourt, quien reconocía que “El más largo aprendizaje de todas las artes es aprender a ver”, porque parece que miramos pero no siempre vemos. Por su parte, la escritora  Anaïs Nin afirmaba que “Jamás vemos las cosas tal cual son, porque las vemos tal cual somos”. Y debemos reconocer, con humildad, nuestras debilidades y aceptar, sin envidias, las fortalezas de otros.

Miguel A. Terán
Twitter: @MiguelATeranO

 Nota: imagen extraída de la web
 Si te ha gustado, COMPARTE.

0 comments :

Publicar un comentario