PENSAMIENTO Y REFLEXIÓN DEL DÍA Viernes 21 de Noviembre de 2014

on jueves, 20 de noviembre de 2014
“Un día te despertarás y no habrá más tiempo para hacer las cosas que siempre quisiste hacer. Hazlo ahora”.
Paulo Coelho (n. 1947). Novelista y dramaturgo brasileño.

REFLEXIÓN: La lejanía de la muerte o la no aceptación de su realidad, es una forma de auto-engañarnos, que nos lleva a considerar la posibilidad de vida eterna, ilimitada o cuando menos larga vida,  por lo cual podemos – y parece viable - posponer todo para un mañana. No reconocer nuestra mortalidad nos enfoca en el futuro. Por el contrario, reconocer que somos seres mortales, nos permite  ubicarnos en una realidad, en un momento en el tiempo,  y escoger vivir y disfrutar el presente.
El fallecido empresario estadounidense Steve Jobs, en un discurso de graduación ante estudiantes de la Universidad de Stanford, expresó lo siguiente: “Recordar que moriré pronto constituye la herramienta más importante que he encontrado para tomar las grandes decisiones de mi vida. Porque casi todas las expectativas externas, todo el orgullo, todo el temor a la vergüenza o al fracaso todo eso desaparece a las puertas de la muerte, quedando solo aquello que es realmente importante. Recordar que vas a morir es la mejor manera que conozco para evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder”.
El poeta estadounidense Walt Whitman escribió: “Coged las rosas mientras podáis, veloz el tiempo vuela. La misma flor que hoy admiráis, mañana estará muerta...”. Todo tiene su momento, su tiempo y su espacio. Aunque, en su crítico estilo, el más famoso ex Beatle John Lennon afirmaba que “Algunos están dispuestos a cualquier cosa, menos a vivir aquí y ahora”.
En la vida real nos dedicamos a sufrir por muchas cosas que nunca llegan a hacerse realidad y ello nos roba valioso tiempo para vivir el presente, tal cual lo expresó el filósofo, político y escritor francés Michel de Montaigne “Mi vida ha estado llena de terribles desgracias, la mayoría de las cuales nunca sucedieron”. En otras palabras, sufrimos por adelantado y desperdiciamos tiempo.
Se dice que el dolor es inevitable, mientas que el sufrimiento es opcional. El sufrimiento dirige nuestros pensamientos hacia lo negativo o lo peor de cada situación o condición, robándonos sueños y esperanzas. El político francés André Malraux, reconocía que “La muerte solo tiene importancia en la medida en que nos hace reflexionar sobre el valor de la vida”.
El mismo Steve Jobs, otorgando claro valor a los aspectos filosóficos para comprender y vivir la vida, planteó en una entrevista a la Revista 'Newsweek', una frase que multiplica su valor al venir de un genio de sus dimensiones:   «Cambiaría toda mi tecnología por una tarde con Sócrates».
El escritor francés Gustave Flaubert planteaba que “El futuro nos tortura y el pasado nos encadena. He ahí por qué se nos escapa el presente”.
Mientras que el filósofo español José Ortega y Gasset expresaba que “La tragedia de la vida no es la muerte, sino dejarnos morir por dentro mientras aún estamos vivos”. Es una realidad que la monotonía, resultado de posponer todo lo diferente y variado para después, nos va secando por dentro y paralizando por fuera, haciendo que nuestros días sean simples repeticiones, uno del otro.
Tengamos presente que la vida son momentos y que hay que vivirlos, porque duran poco y se van para no volver, por lo menos nunca el mismo momento. Hagamos lo que necesitamos y deseamos hacer mientras tengamos tiempo. Y el momento es ahora.

Miguel A. Terán
Twitter: @MiguelATeranO

 Nota: imagen extraída de la web
 Si te ha gustado, COMPARTE.


“Sueña, vive, reflexiona, aprende, ayuda y ora”.

0 comments :

Publicar un comentario