PENSAMIENTO Y REFLEXIÓN DEL DÍA Martes 18 de Noviembre de 2014

on lunes, 17 de noviembre de 2014
“La vida es un negocio en el que no se obtiene una ganancia que no vaya acompañada de una pérdida”.
Arturo Graf (1848-1913) Escritor y poeta italiano.

REFLEXIÓN: Es una gran verdad que la vida equilibra ganancias y pérdidas. Nada desaparece, todo cambia y se transforma. Una ganancia requiere de sacrificios y esfuerzos. Si nos dedicamos a construir futuro debemos posponer algunas satisfacciones o comodidades temporales, mientras trabajamos para construirlo, pero sin  olvidar lo importante.

En muchas oportunidades nos sorprendemos cuando ocurren algunas cosas, no tan buenas e inesperadas, pero tengamos presente que ese puede ser el precio que pagamos por haber conseguido o dedicarnos a la búsqueda de otras.  El tiempo es finito, no podemos estirarlo, minutos que dedicamos a algo debemos quitarlos a otro algo. Basta el ejemplo de innumerables parejas y familias que se desintegran por el camino, cuando se pierde la perspectiva y se descuidan los objetivos originales.

Situaciones profesionales, económicas o laborales pueden lucir o parecer prioritarias en algún momento de la vida; pero sin quitarles importancia, no podemos olvidar lo vital de la vida de pareja, familiar y espiritual, junto a nuestra salud física y psicológica, porque éstas son parte de ese necesario equilibrio entre cuerpo, mente, corazón y espíritu.

El escritor y teólogo francés François Fénelon expresó que “El verdadero medio de ganar mucho consiste en no querer nunca ganar demasiado”. Al sobrepasar limites incrementamos la probabilidad de alcanzar y superar los objetivos propuestos, pero debemos estar conscientes que ello puede traer consecuencias a corto, mediano e inclusive a largo plazo, sobre los objetivos base de nuestra vida, familia, pareja, salud y otras.  No podemos escapar de las consecuencias de nuestras acciones personales, nos recuerda el Monje Budista y Maestro Zen Thích Nhất Hạnh.

Podemos dedicarnos a ganar la vida, pero no debemos olvidar la responsabilidad de vivir. Tal cual lo expresa la directora de arte británica Sorcha Carey “El conocimiento nos sirve para ganarnos la vida, mientras la sabiduría nos ayuda a vivir”. En similar orden de ideas el filósofo estadounidense Ralph Waldo Emerson afirmaba, muchos años antes,  que “El éxito consiste en obtener lo que se desea, mientras que la felicidad está en  disfrutar lo que se obtiene”.

El fallecido Steve Jobs, Co-fundador de la empresa Apple, planteaba que no podemos conectar puntos mirando hacia adelante; solo lo podemos hacer mirando hacia atrás. Tenemos que confiar que los puntos se conectarán en el futuro de alguna forma. Tienes que creer en algo, tu instinto, el destino, la vida, el karma, lo que sea.

Tengamos presente, la expresión o refrán, que la vida es como un restaurante porque nadie se va sin pagar la cuenta. Muchas personas se sorprenden de la cosecha que recogen en algún aspecto o momento de su vida, pero la respuesta no está en la cosecha está en la siembra.

Cada cierto tiempo debemos detener la carrera para evaluar, con toda honestidad y sinceridad, cuán armónica y equilibrada está nuestra vida, qué estamos ganando y qué hemos venido perdiendo, para poder rectificar, corregir o modificar  el rumbo.  

Miguel A. Terán
Blog: http://miguelterancoach.blogspot.com
Facebook: https://www.facebook.com/miguelterancoach
Linkedin: http://www.linkedin.com/in/miguelterancoach
Twitter: @MiguelATeranO

 Nota: imagen extraída de la web
 Si te ha gustado, COMPARTE.

“Sueña, vive, reflexiona, aprende, ayuda y ora”.


0 comments :

Publicar un comentario