PENSAMIENTO Y REFLEXIÓN DEL DÍA Lunes 24 de Noviembre de 2014

on domingo, 23 de noviembre de 2014
“Más vale un hoy que diez mañanas”.
Refrán Popular

REFLEXIÓN: Un refrán aún más conocido, con similar mensaje, es “Más vale pájaro en mano que cien volando”. Las cosas y las acciones tienen valor en el tiempo y espacio, que les corresponde. Debemos otorgar ese valor que merecen cosas y acciones en el aquí y ahora, por ser el único tiempo real, ya que el mañana todavía es un sueño. En muchos casos, una acción a destiempo pierde parte importante o la totalidad de su efecto. Inclusive, ese destiempo podría ser causa de futuros problemas.
Llegar tarde en muchos casos es no llegar, porque se ha perdido el efecto del momento. La expresión popular “Tarde piaste, pajarito”, utilizando la palabra “piar”, que es el sonido o cierto tipo de “voz” emitido por algunas aves, hace referencia al escaso o poco valor que tiene lo que se dice o se hace, cuando ya es muy tarde, porque no se dijo ni hizo a tiempo perdiéndose la oportunidad y el momento.
Los problemas van surgiendo, disfrazados de inquietudes, malestares o situaciones sencillas, hasta convertirse en reales problemas. Muchas personas deciden posponer soluciones, o cuando menos los esfuerzos, para tratar de resolverlos  considerando que los problemas pueden guardarse, esperando el tiempo adecuado para atenderlos. La verdad es que los problemas crecen y se hacen complejos al diversificarse y multiplicarse, por no haber sido atendidos y resueltos a tiempo.
Muchas decisiones y acciones, si bien es cierto que - tal vez - no resuelvan el problema de raíz, evitan o detienen sus efectos multiplicadores, mientras se compra algo de tiempo para buscar una solución más definitiva. La realidad es que la solución definitiva debe buscarse en la causa y no en el efecto, ya que de lo contrario solo estaremos colocando “pañitos calientes”, pero el problema seguirá creciendo.
Solo hay que tener cuidado de no intoxicar nuestras vidas con “calmantes emocionales”, buscando alivio, sin solución, porque cada vez necesitaremos mayores dosis del calmante, hasta que ya no haga efecto alguno. Es necesario ir a la raíz del problema y dedicar la mayor cantidad de tiempo y recursos a resolverlo en ese lugar; no trepar por las ramas o convertirnos en expertos en maquillaje de problemas, porque más temprano que tarde éste  se hará visible, debido a sus exageradas dimensiones.
Cantidad de gestos de afecto, amistad, solidaridad y otros,  quedan literalmente “engatillados”, cuando no hacemos nada con ellos, conservándolos dentro de nosotros, en espera de alguna ocasión, que tal vez nunca llegue. Un abrazo no es acumulable, tiene valor presente. Por el contrario, cuando surge alguna queja o malestar, es preferible “ponerse rojo una vez que rosado muchas”, colocando el tema en tiempo presente para resolverlo.
La verdad es que no podemos esperar que todo esté listo para hacer algo, porque más vale una acción incompleta a tiempo, que una acción completa tardía. Lo que se logra, ya queda seguro, lo demás es una esperanza incierta. Más valor tiene un hecho que mil promesas. Valoremos lo que se hace y luchemos por continuar mejorándolo, pero ya con un paso adelante.
Miguel A. Terán

Blog: http://miguelterancoach.blogspot.com

Facebook: https://www.facebook.com/miguelterancoach

Linkedin: http://www.linkedin.com/in/miguelterancoach

Twitter: @MiguelATeranO
 Nota: imagen extraída de la web
 Si te ha gustado, COMPARTE.

“Sueña, vive, reflexiona, aprende, ayuda y ora”.

0 comments :

Publicar un comentario