PENSAMIENTO Y REFLEXIÓN DEL DÍA Miércoles 22 de Octubre de 2014

on martes, 21 de octubre de 2014
“Hay dos tipos de educación, la que te enseña a ganarte la vida y la que te enseña a vivir”. Antony de Mello (1931 -1987). Sacerdote jesuita y psicoterapeuta.

REFLEXIÓN: El poeta y pensador estadounidense Ralph Waldo Emerson planteaba que el éxito consiste en obtener lo que se desea, mientras que la felicidad, está en disfrutar lo que se obtiene. No obstante,  en la permanente búsqueda a que nos acostumbramos a transitar la vida, pasamos más tiempo preocupados por lo que nos falta que por disfrutar lo que tenemos.

Es usual que comencemos con el genuino interés por ganarnos la vida, para poder vivir, pero en algún momento ese interés se desvirtúa y somos atrapados por la ambición, es allí cuando perdemos la ruta de la vida. La británica Sorcha Carey nos advierte que no hay que confundir nunca el conocimiento con la sabiduría, porque el primero nos sirve para ganarnos la vida; y la sabiduría nos ayuda a vivir.

La famosa actriz, modelo francesa y símbolo sexual de las décadas de los años 50 y 60 del pasado siglo, Brigitte Bardot, planteó en algún momento de su trayectoria: “He tenido éxito en la vida. Ahora intento hacer de mi vida un éxito”, entendiendo que eran cosas distintas. En algunos casos, ese intento de hacer de la vida un éxito no llega a concretarse en la realidad, tal cual lo expresaba el filósofo francés Jean de la Bruyére, cuando afirmaba: “La mayoría de las personas emplean la primera mitad de su vida en hacer miserable la otra mitad”.

El éxito puede ser descrito como una ciencia, mientras que nos referimos al arte de vivir. Parecen ser dos cosas distintas, tal vez posible de mezclar, pero distintas. Muchos autores han logrado vender la idea del éxito, como algo sistemático,  duplicable o repetible al copiar fórmulas y patrones de actitud y conducta de quienes han tenido "éxito". Quizá no con toda la rigidez científica, pero si con una aproximación a la ciencia que permite obtener principios, por lo cual se asocia más con una ciencia. Por su parte,  el arte se identifica con emociones y, generalmente, con una actividad creadora en términos más cualitativos que cuantitativos.

La respuesta para hacer del éxito un arte compatible con vivir y ser feliz, podría depender de la armonía y equilibrio que otorgamos a cada aspecto o área de nuestra vida. El pintor francés Auguste Renoir planteaba que “En la vida los bloques de granito se hunden y los corchos siguen flotando”.

Debemos entender que una cosa es conservar una fuente de ingreso que nos permita vivir, pero más importante es aprender a vivir con lo poco o mucho que tengamos. Luego nos queda el reto de educar a nuestros hijos, no solo para que puedan ganarse la vida, sino también para que aprendan el arte de vivir y ser felices.

Miguel A. Terán

Twitter: @MiguelATeranO

Nota: imagen extraída de la web


Nota del autor del Blog: Invito a todos mis amigos, seguidores y apreciados lectores a compartir, con familiares, relacionados y contactos, esta reflexión y los demás artículos publicados en este blog: miguelterancoach.blogspot.com. Tengamos presente que, en oportunidades, unas sencillas palabras pueden hacer y ser la diferencia en nuestra vida o en la vida de los demás.

0 comments :

Publicar un comentario