PENSAMIENTO Y REFLEXIÓN DEL DÍA Lunes 27 de Octubre de 2014

on domingo, 26 de octubre de 2014
“Las grandes oportunidades para ayudar a los demás rara vez vienen, pero las pequeñas nos rodean todos los días”.
Sally Koch

REFLEXIÓN: La primero que debemos hacer para comprender el pensamiento o frase que reflexionamos hoy, es definir y unificar criterios acerca de qué entendemos como una gran oportunidad y, por el contrario, que entendemos como una pequeña oportunidad, cuando de apoyar o ayudar a otros se trata. Uno de los más grandes conquistadores de la historia Alejandro Magno, Rey de Macedonia y Persia, afirmaba que “De la conducta de cada uno depende el destino de todos”.

La situación y la ocasión; pueden constituir una pequeña oportunidad – desde la perspectiva de quien ayuda - puede ser de gran ayuda o apoyo para quien es ayudado. La razón es que son percepciones, dependiendo de dónde y en qué condiciones nos encontremos en un momento determinado, podemos calificar esa ayuda como mucho o como poco, como sencilla o importante.  Hacer un real esfuerzo para apoyar a alguien en algún momento, no es tan difícil como ser consecuente con otros y apoyarles  cada día con pequeños esfuerzos.

Es por ello, que dependiendo de la particularidad de cada situación y persona, lo mucho puede ser poco y lo poco puede ser mucho. Un refrán nos recuerda: “No hay mucho que no se acabe, ni poco que no alcance”. Lo cierto es que las oportunidades para ayudar y ser solidarios tienen su momento, y su tiempo; una ayuda a destiempo puede ser tan poco útil como no ayudar. Por lo contrario, una ayuda a tiempo, tiene gran valor.

Es importante separar las ayudas y apoyo de lo puramente económico o material, porque no siempre la necesidad es de orden económico o material. En innumerables oportunidades,  una palabra de aliento, un gesto de aprecio, apoyo, estímulo, solidaridad o sentimiento, tienen más valor que un cheque de cualquier monto. De lo contrario,  solo tomarían la decisión de acabar con su vida o consumirse en drogas y vicios,  las personas sin recursos económicos.

El fallecido Maestro espiritual Osho consideraba que al sentir lástima por alguien, estaba actuando nuestra mente, mientras que si sentimos compasión es empatía, es colocarnos en el lugar y situación del otro, sintiendo – también – como nuestro el problema o situación de la otra persona. Por su parte, escritor y periodista uruguayo Eduardo Galeano afirma que “La caridad es humillante porque se ejerce verticalmente y desde arriba; la solidaridad es horizontal e implica respeto mutuo”.

Al mezclar ambos pensamiento  podríamos concluir que la lástima lleva a la caridad y  la compasión a la solidaridad. La conclusión parece ser tener compasión por los demás y hacerse presente mediante la solidaridad. Además, la compasión y la solidaridad nos convierten personas sensibles hacia los demás; por ello, no consisten solo en brindar ayuda sino en comprometerse con quien requiere ayuda.

Basta que estés viviendo o quizá sufriendo alguna situación crítica, para que percibas la falta de solidaridad de muchos, y basta que estés bien, para que los demás perciban tu falta de solidaridad. Nuestro real bienestar solo será posible cuando reconocemos que somos parte de una comunidad humana y que así como  las partes afectan al todo, el todo también afecta a las partes. Por ello se reconoce que ayudar a los demás es como ayudarse a sí mismo. Somos ricos solo en medida de lo que damos, decía Elbert Hubbard, el escritor y filósofo estadounidense.

Somos solidarios cuando nos unimos o adherimos a la causa de otros. Debemos evitar asilarnos para no desensibilizarnos  de las causas y problemas de los demás. La solidaridad no debe ser un fin, sino un medio para apoyar a los demás y que todos podamos vivir y progresar.

Miguel A. Terán

Twitter: @MiguelATeranO

Nota: imagen extraída de la web


Nota del autor del Blog: Invito a todos mis amigos, seguidores y apreciados lectores a compartir, con familiares, relacionados y contactos, esta reflexión y los demás artículos publicados en este blog: http://miguelterancoach.blogspot.com. Tengamos presente que, en oportunidades, unas sencillas palabras pueden hacer y ser la diferencia en nuestra vida o en la vida de los demás.

0 comments :

Publicar un comentario