Pensamiento y Reflexión del Día Martes 09 de Septiembre de 2014

on lunes, 8 de septiembre de 2014
"Lo más importante de este mundo no es saber dónde estamos, sino hacia dónde vamos".
Johann Wolfgang von Goethe (1749-1832). Poeta, científico y filósofo alemán.

REFLEXIÓN: La ubicación o el lugar donde estamos en este momento es nuestro punto de inicio, arranque o referencia para alcanzar lo que deseamos lograr. Para muchos, lo normal es evaluar dónde se encuentran en un momento determinado y concluir si están “bien o mal”. Esta premisa, señal o indicio solo nos permite conocer nuestra posición presente, pero debemos evaluar otros aspectos, para saber si estamos –realmente- bien o mal.

El lugar hacia donde nos dirigimos, podría ser para bien o para mal,  más importante que el lugar donde estamos, por la sencilla razón que hoy podemos estar bien pero ir mal o viceversa. La vida puede dar vueltas y cambiar de dirección, algunas veces de manera imprevista y violenta, para ello debemos estar preparados y ser lo suficientemente flexibles al momento de requerir cambiar o adaptarnos.  

El mayor problema en nuestro recorrido o transitar por la vida no son los obstáculos, dificultades o inconvenientes que encontramos, sino haber escogido adecuadamente la dirección hacia donde queríamos dirigirnos, haciendo los ajustes que correspondan para evitar desviarnos de la ruta planeada.  

“No juzgues cada día por la cosecha que recoges, sino por las semillas que plantas”, nos recomendaba el director de cine británico Robert Stevenson. De las semillas que estemos sembrando dependerá lo que recogeremos el día de mañana.  

Es cierto que muchos sueños toman un particular camino, pero se desvían convirtiéndose en algo totalmente distinto, para bien o para mal. Es un hecho que siempre estaremos en movimiento, inclusive para mantener el mínimo equilibrio. Además, en algún momento de nuestras vidas, podemos decidir modificar el rumbo y cambiarlas para siempre.

Generalmente, la vida nos da indicios, señas o pistas, para que reconsideremos lo que estamos y hemos venido haciendo. Siempre es sano detenerse y evaluar periódicamente, lo que estamos haciendo, lo que estamos invirtiendo o gastando y lo que estamos sacrificando, comparándolo con nuestro sueño o plan original, para ajustar “nuestras velas” y rumbo a tiempo. Debemos ser cuidadosos y precisos al colocar la escalera de la vida en la pared correcta, para evitar que todo el esfuerzo de subirla hay sido inútil, y terminemos en un lugar de pesadillas en vez del lugar de nuestros sueños.

Siguiendo la recomendación de profesor, conferencista y escritor estadounidense Stephen Covey, autor del famoso libro “Los siete hábitos de las personas altamente efectivas”,  en la vida es necesario reconocer que es más importante tener una brújula – ahora GPS- en la mano que un cronómetro, porque de nada vale correr mucho si vamos en la dirección equivocada. El escritor y matemático británico Lewis Carrol decía: "Si no sabes dónde vas, ningún camino te llevará allí”.

El experto en liderazgo y desarrollo personal Robin Sharma plantea que “El secreto de la felicidad es simple, averigua que es lo que te gusta hacer y dirige todas tus energías en esa dirección”. El reto parece ser elegir o escoger una dirección que nos lleve en busca de nuestros sueños, poner todas nuestras energías y avanzar, revisando regularmente lo que hemos recorrido, a la vez que armonizamos y equilibramos lo que somos, hacemos y tenemos, para lograr que nuestra mente, corazón y espíritu sean felices.

Miguel A. Terán

Twitter: @MiguelATeranO


Nota: Foto ilustrativa extraída de la Web.

0 comments :

Publicar un comentario