Pensamiento y Reflexión del Día Martes 30 Septiembre de 2014

on lunes, 29 de septiembre de 2014
“Cuando hablamos por cuenta propia somos menos sinceros; entonces, si damos a alguien una máscara nos dirá la verdad”.
Oscar Wilde (1854-1900). Escritor, poeta y dramaturgo irlandés.

REFLEXIÓN: Esta frase refleja el particular estilo y personalidad de Oscar Wilde, quien era un individuo mentalmente muy ágil, de conversación brillante e ingeniosa, verbo agresivo y frases sorprendentes, con las cuales podía ridiculizar a otros y definitivamente, llamar la atención de todos. El mismo Wilde complementaba esta frase con otra  “Una máscara nos dice más que una cara”.

Una popular expresión nos recuerda que “Caras vemos corazones no sabemos”. En innumerables oportunidades personas, cosas o eventos parecen algo, pero no siempre son lo que parecen, simplemente son algo distinto, para bien o para mal. Esa es la razón por la cual debemos ser más analíticos y perceptivos, tomando el tiempo requerido para entender y comprender, evitando llenarnos de expectativas, que se conviertan más adelante en decepciones y frustraciones. En realidad,  “No todo lo que brilla es oro”.

Vale la pena reafirmar que no debemos ser superficiales en análisis y evaluaciones para no correr el riesgo de ser engañados por la apariencia de la verdad, como nos advertía –hace más de dos milenios-  el poeta romano Horacio.

El poeta, dramaturgo y filósofo rumano Lucian Blaga consideraba que la máscara que usan determinados individuos puede estar más cerca de la esencia de ese individuo; por tanto, más adecuada para su ser que la cara que realmente tiene. Sin embargo, cuando pretendemos sostener una máscara ocultando nuestra verdad, tal vez nos cansemos de hacerlo, porque bien dijo el filósofo y político romano Séneca: "El tiempo descubre la verdad". En similar orden de ideas el arquitecto estadounidense Frank Lloyd Wright afirmaba que “La verdad puede ocultarse, pero no extinguirse”.

Las máscaras ocultan mentiras, inseguridades, temores, propósitos, entre otros. Al respecto refería el poeta romano Marco Anneo Lucano “Bajo la máscara de la temeridad se ocultan grandes temores”. Una mentira no tendría sentido si la verdad no fuera percibida como peligrosa, expresaba el famoso psicólogo y psiquiatra austriaco Alfred Adler.

La escritora suiza Madame De Staël consideraba que “Los individuos no cambian, se desenmascaran”. Es común, creo que todos lo hemos experimentado, en lo propio y ajeno, al recibir poder, dinero, status, etcétera, aparece un individuo desconocido para todos, inclusive para el mismo individuo. Ese individuo a quien todas esas tentaciones lo dejaron al descubierto, pero la verdad era que ya era eso.  Santa Teresa de Jesús afirmaba que “La verdad padece, pero no perece”, más temprano que tarde sale.

Muchos son cómplices, beneficiarios y hasta testaferros,  de quien lleva la máscara. Por ello, decía el escritor, orador y político romano Cicerón, que “La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio”. Debemos tener cuidado para no convertirnos en sostenedores de máscaras para otros individuos, pero sobre todo evitemos llevar una máscara durante tanto tiempo, que finalmente nos hayamos olvidado de quienes en realidad éramos.


Miguel A. Terán

Twitter: @MiguelATeranO

Nota: Foto ilustrativa extraída de la Web.


Nota del autor del Blog: Vivir en un mundo mejor solo podemos lograrlo compartiendo –con los demás- nuestra riqueza, sea esta material, cultural o espiritual. En el caso de compartir lecturas, nunca  sabemos cuándo unas sencillas palabras pueden hacer y ser la diferencia en la vida de alguien, al motivar cambios que le lleven a un nuevo destino. Por ello, la invitación es a compartir esta reflexión en: www.miguelterancoach.blogspot.com. Recordemos la frase de Isaac Bashevis Singer,  Premio Nobel de Literatura (1978): “El conocimiento nos hace responsables”

0 comments :

Publicar un comentario