Pensamiento y Reflexión del Día Lunes 29 de Septiembre de 2014

on lunes, 29 de septiembre de 2014
“Los niños necesitan más de modelos que de críticos”.
Joseph Joubert (1754-1824) Ensayista y moralista francés

REFLEXIÓN: Criticamos, penalizamos o castigamos a nuestros hijos, por hacer o decir algo que consideramos “indebido”, cuando muchas veces, simplemente lo han copiado, imitado y aprendido de nosotros mismos. Por ello, siempre se ha dicho que debemos predicar con el ejemplo. Es un hecho que poco valen los consejos a nuestros hijos –o a cualquiera- cuando no van acompañados de nuestro ejemplo en la misma dirección.

En su sabiduría, la Madre Teresa de Calcuta, afirmaba: "No te preocupes porque tus hijos no te escuchan, te observan todo el día". Una acción tiene más valor que un largo sermón.

Con los hijos, más que con cualquiera otro, como dijo el político británico Sir Winston Churchill “Las críticas no serán agradables, pero son necesarias”. No obstante, antes de criticar debemos conocernos  a nosotros mismos, para poder hacerlo con derecho y propiedad.

El escritor estadounidense H. Jackson Brown recomienda vivir de tal manera, que cuando tus hijos piensen en justicia, cariño e integridad, piensen en ti.

En la educación y formación, especialmente de nuestros hijos, no hay ejemplos, actitudes  ni conductas neutras de nuestra parte; todo lo que hacemos o los educa o los mal educa, los forma o los deforma. Igualmente, al momento de criticarlos, nuestras críticas pueden ser positivas, negativas, constructivas o destructivas. Es un hecho que desperdiciamos –aturdidos por las urgencias de cada día - maravillosas oportunidades para conversar, enseñar  y sembrar en nuestros hijos lo que deseamos cosechar en ellos el día de mañana.

En estos tiempos la relación padres- hijos debe estrecharse, acercarse o unirse, para poder dar equilibrio en la lucha con los anti-valores que ellos reciben a diario del ambiente o entorno que les rodea. Al no asumir esa responsabilidad,  como es nuestro deber, entonces los medios de comunicación, internet, otras personas y la sociedad lo harán.

Es necesario evitar que inadecuadas actitudes y conductas de nuestra parte,  sean el ejemplo que «mal eduque o deforme» a nuestros hijos. La respuesta es dedicarnos a ser el  mejor ejemplo o modelo para ellos y, con seguridad, no hará falta ser el mejor crítico.
Recordemos que no solo estamos criando niños, sino también creando a los adultos del mañana.

Miguel A. Terán

Twitter: @MiguelATeranO

Nota: Foto ilustrativa extraída de la Web.

Nota del autor del Blog: Vivir en un mundo mejor solo podemos lograrlo compartiendo –con los demás- nuestra riqueza, sea esta material, cultural o espiritual. En el caso de compartir lecturas, nunca  sabemos cuándo unas sencillas palabras pueden hacer y ser la diferencia en la vida de alguien, al motivar cambios que le lleven a un nuevo destino. Por ello, la invitación es a compartir esta reflexión en: www.miguelterancoach.blogspot.com. Recordemos la frase de Isaac Bashevis Singer,  Premio Nobel de Literatura (1978): “El conocimiento nos hace responsables”

0 comments :

Publicar un comentario