Pensamiento y Reflexión del Día Jueves 18 de Septiembre de 2014

on miércoles, 17 de septiembre de 2014
“Hay más problemólogos que solucionólogos”.
Joaquín Salvador Lavado “Quino” (n.1932). Humorista gráfico argentino. Reconocido por ser el creador de la tira cómica “Mafalda”.

REFLEXIÓN: Es muy fácil criticar y hablar de problemas, pero no parece igual de fácil dar u ofrecer alternativas o soluciones. Tal vez la combinación es de 1/10, por cada soluciónologo existen nueve problemólogos, y eso es parte importante del problema. Un milenario proverbio chino dice: "Si no eres parte de la solución eres parte del problema. Y si no eres ninguna de las dos cosas entonces eres parte del paisaje".

Aunque, pretender solo ser parte del paisaje, nos convertiría en parte del problema. El clérigo y pacifista sudafricano Desmond Tutu, Premio Nobel de la Paz (1984), dejaba claro un ejemplo, al afirmar que "Si eres neutral en situaciones de injusticia has elegido el lado del opresor”.

La definición del problema es el aspecto más importante a considerar cuando queremos resolverlo. Muchas veces hablamos de los problemas y en realidad nos referimos a los efectos del problema.  Es importante tener clara la diferencia entre causa y efecto. Cuando no comprendemos las raíces ni la evolución del problema, cualquier esfuerzo que hagamos en resolverlo será, con alta probabilidad, solo un logro cosmético. El filósofo griego Aristóteles planteaba: “No se puede desatar un nudo sin saber cómo está hecho”.

Se necesita conocer para comprender y entender los problemas, salvo los demasiado obvios. El problemólogo no entiende lo que ocurre, pero lo automáticamente lo cataloga como un problema. El científico Albert Einstein consideraba que los intelectuales resuelven los problemas; pero los genios, los evitan.  

Lo lógico sería que por cada crítica o problema planteado, el problemólogo presentara opciones de solución, de lo contrario la crítica no debería, ni siquiera,  ser considerada.  Así quedarían fuera del juego la mayoría, por no decir la totalidad, de los problemólogos. Es un hecho cierto, que hay quienes crean problemas para luego vender soluciones; tal cual,  lo hacen, quienes siembran miedos, para luego ofrecer seguridades.

Alguien refirió que debíamos evitar juntarnos con gente negativa, ya que siempre tienen uno o más problemas para cada solución. “Imposible, significa que no has encontrado la solución”, decía el famoso industrial estadounidense Henry Ford.

En la dinámica de nuestro mundo actual,  ha surgido una “nueva profesión” el Criticólogo, que es la versión mercantil del problemólogo. El criticólogo es un profesional de la crítica, que saca provecho económico a su “habilidad”, mientras que el problemólogo es amateur, no hace negocio con sus críticas, pero le encanta quejarse de todo y de todos.  El punto de encuentro de estos particulares especímenes de la fauna humana, es que ninguno da soluciones, y ambos son parte importante del problema. El mismo Henry Ford, nos invitaba a encontrar remedios o soluciones en vez de desgastarnos buscando las faltas.

También existen algunos solucionólogos, que no son tales, pero prefieren venderse así, pretendiendo dar soluciones teóricas o a control remoto, sin contacto alguno con la realidad. Aquí parecen tener cabida las palabras del poeta griego Sófocles, cuando firmemente dijo: “Quien no haya sufrido lo que yo, que no me de consejos”.

Entonces, parece válido quejarnos mucho menos y hacer mucho más, ya que hay mucho por hacer para construir un mundo en el cual podamos vivir todos en paz y felices. La solución está en el esfuerzo y compromiso de todos.

Miguel A. Terán

Twitter: @MiguelATeranO

Nota: Foto ilustrativa extraída de la Web.


Nota del autor del Blog: Vivir en un mundo mejor solo podemos lograrlo compartiendo –con los demás- nuestra riqueza, sea esta material, cultural o espiritual. En el caso de compartir lecturas, nunca  sabemos cuándo unas sencillas palabras pueden hacer y ser la diferencia en la vida de alguien, al motivar cambios que le lleven a un nuevo destino. Por ello, la invitación es a compartir esta reflexión en: www.miguelterancoach.blogspot.com

0 comments :

Publicar un comentario