Los Límites - Una habilidad humana esencial para la vida en sociedad.‏

on sábado, 20 de septiembre de 2014


El efectivo manejo y respeto de las normas y límites sociales es esencial  para formar parte de una sociedad o comunidad, porque éstas permiten orientar y regular las conductas y acciones de sus integrantes, garantizando que las mismas sean armónicas y equilibradas para beneficio de todos.

Las normas son reglas que regulan nuestro comportamiento en los diferentes ámbitos sociales y el límite es la parte de la norma que define su espacio y sus fronteras.

El límite no debe ser considerado un castigo, porque simplemente representa el punto extremo de la norma, a partir de allí, es donde el castigo puede hacerse realidad. Cuando rebasamos el límite estamos dejando de cumplir con nuestro deber o comenzamos a violar el derecho de los demás. Una cita atribuida al Emperador Romano Marco Aurelio (121 DC -180 DC), llamado El Sabio o El Filósofo, afirma que  «Lo que no es útil para la colmena, no es útil para la abeja».

En otras palabras, nada que nos beneficie solo a nosotros o a nuestro cercano entorno, en el corto plazo,  puede ser beneficioso para nosotros mismos o nuestro entorno en el mediano y largo plazo.  Según la Ley de Causa y Efecto, o la causalidad, existe una relación entre un evento “causa” y otro evento “efecto”, porque al fin y al cabo, el pasaje de Gálatas 6:7-9 ratifica que «Cada uno cosechará lo que haya sembrado», para bien o para mal.  

Cuando tengamos alguna duda acerca de la utilidad o razonabilidad de las normas y sus límites, podemos tomar en consideración las palabras del filósofo francés y miembro del Comité de Ética de Francia André Comte-Sponville (n. 1952), quien expresa al respecto: «¿Quieres saber si tal o cual acción es buena o condenable? Pregúntate ¿Qué ocurriría si todos se comportaran como tú?».

Nuestras primeras lecciones de normas y límites, deben establecerse y pautarse en nuestros hogares, luego la escuela y la sociedad deben encargarse de enseñarnos las normas y límites adicionales, para que podamos vivir, pero sobre todo convivir siendo parte de una sociedad y comunidad. De ninguna manera la idea es evitar cuestionamientos o conformar una sociedad uniformada, porque todo es cuestionable y factible de mejoras y cambios, pero siempre con la sociedad en su totalidad como beneficiaria de cualquier cambio o mejora.  

El irrespeto a normas y límites tiene consecuencia importantes al producir daños a los principios, valores y la moral de la sociedad, porque su efecto es peligrosamente contagioso. Seamos entonces, cuidadosos garantes y ejemplo de seguimiento de normas y respeto de límites, para evitar que se deterioren las bases de nuestra sociedad.

Miguel A. Terán

Twitter: @MiguelATeranO

Nota: Foto ilustrativa extraída de la Web.


Nota del autor del Blog: Vivir en un mundo mejor solo podemos lograrlo compartiendo –con los demás- nuestra riqueza, sea esta material, cultural o espiritual. En el caso de compartir lecturas o vídeos, nunca  sabemos cuándo unas sencillas palabras o unas imágenes pueden hacer y ser la diferencia en la vida de alguien, al motivar cambios que le lleven a un nuevo destino. Por ello, la invitación es a compartir este vídeo-reflexión en: www.miguelterancoach.blogspot.com

0 comments :

Publicar un comentario