Pensamiento y Reflexión del Día Martes 26 de Agosto de 2014

on lunes, 25 de agosto de 2014
“No permitas que nadie te haga creer que no te mereces lo que quieres”.
Louis Sachar (n. 1954). Escritor estadounidense de cuentos infantiles.

REFLEXIÓN: El también escritor estadounidense Wayne W. Dyer considera que “Somos aquello en lo que creemos”. La realidad es que si nos creemos triunfadores, no necesariamente lo seremos, pero si tendremos mayores posibilidades de llegar a serlo que aquel quien se considera un perdedor. El industrial estadounidense Henry Ford expresó una frase que ha sido repetida en innumerables oportunidades,  por lo acertado de su mensaje: “Tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, estás en lo cierto”.
Lo que queremos, deseamos o aspiramos será solo un sueño hasta tanto lo convirtamos en un objetivo, comprometiéndonos a alcanzarlo para un momento determinado, con  esfuerzo, constancia, dedicación y perseverancia. El filósofo alemán Friedrich Nietzsche nos recordaba que nada nos pertenece en propiedad, excepto nuestros sueños.

Alguien dijo que elegimos cada día lo que somos, lo que hacemos y a lo que aspiramos. Por supuesto, que es absolutamente cierta la frase del escritor español León Daudí, quien refiere que solo será capaz de realizar su sueño aquel que, cuando llega la hora, sabe estar despierto.

Una cosa es que alguien nos oriente e incluso llegue a cuestionarnos acerca de algo que queremos lograr, para que tomemos en consideración las diferentes variables involucradas y las previsiones a que haya lugar; otra cosa muy distinta, es que de una manera más emocional, no racional, se nos intente persuadir para que desistamos de nuestro sueño y reto.

La realidad es que debemos soñar y aspirar, de acuerdo a nuestras expectativas,  tal cual lo expresó el famoso escritor británico William Shakespeare:  “Quien no se alimenta de sus sueños, envejece pronto”. Recordemos también las palabras de la novelista austríaca Marie von Ebner-Eschenbach, quien afirmaba que pobre no es aquel quien no ha realizado sus sueños, sino aquel que nunca sueña.

Más allá de nuestras expectativas, siempre habrá oportunidades de hacerlo mejor, siempre debe existir un sueño, porque el día que dejemos de soñar ese día comenzaremos a morir.

¡Feliz Día!

Miguel A. Terán

Twitter: @MiguelATeranO


Nota: Foto ilustrativa extraída de la Web.

0 comments :

Publicar un comentario