Pensamiento y Reflexión del Día (Martes 12 de Agosto de 2014)

on lunes, 11 de agosto de 2014
“No vendas el sol para comprar una bombilla”.
Proverbio israelí

REFLEXIÓN: En la vida vivimos en una constante transacción, convenio, negociación o trato, que parece parte de la naturaleza humana.  Simplemente, debemos tener cuidado de realizar intercambios de manera adecuada y razonable, en los que ambas partes ganen. La idea es que transemos de manera sinérgica, donde las partes involucradas logren mucho más con la concertación y unión de esfuerzos.  

Tengamos presente que ninguna relación ni ganancia se hace duradera en el tiempo, cuando alguna de éstas se beneficia de manera regular y permanente de la otra parte. En ese mismo orden de ideas, el teólogo y escritor francés François Fénelon, nos recordaba que el verdadero medio de ganar mucho consiste en no querer nunca ganar demasiado.

Debemos valorar lo que poseemos u ofrecemos como parte de nuestro intercambio en ese proceso de transacción, pero se hace necesario hacerlo desde una perspectiva y punto de vista realista, de ninguna manera emocional. Lo mismo ocurre con lo que la otra persona intercambia, porque también es justo otorgarle valor. No es posible mantener una sana relación solo pensando que lo nuestro vale y lo de los demás no. No podemos negociar con aquellos que dicen, “lo que es mío es mío y lo que es tuyo es negociable”, eran palabras del ex Presidente estadounidense  John F. Kennedy.


Tomar decisiones desde las pasiones y emociones nos lleva a realizar  intercambios poco sensatos, donde cambiamos -como refiere el pensamiento- el sol por una bombilla. Este error puede ocurrir en muchos intercambios de los que a diario se suceden en todo tipo de interacciones humanas, desde las afectivas hasta las de negocios.  

En interacciones o relaciones humanas nubladas u opacas, en las cuales el sol no resplandece, con la necesaria frecuencia ni intensidad, puede cometerse el error de dejarse encandilar o deslumbrar por una simple bombilla. Por ello, podemos observar situaciones casi inexplicables en las cuales alguien se retira de un trabajo para escoger otro que parece de menor nivel o potencial, parejas que abandonan a su consorte o compañero para ir tras una relación que luce de entrada como un fracaso, o aquellos quienes abandonan carreras profesionales, etcétera.  

Valoremos lo que ofrecemos, porque si nosotros no lo hacemos, otros no lo harán por nosotros.  

¡Feliz Día!

Miguel A. Terán

Blog: http://miguelterancoach.blogspot.com
Facebook: https://www.facebook.com/miguelterancoach
Linkedin: http://www.linkedin.com/in/miguelterancoach
Twitter: @MiguelATeranO


Nota: Foto ilustrativa extraída de la Web.

0 comments :

Publicar un comentario