REFLEXION MARTES 03 DE JUNIO DE 2014

on martes, 3 de junio de 2014
Pensamiento y Reflexión del Día (Martes 03 de Junio de 2014):
“Lo que no quieras que los otros te hagan a ti, no lo hagas a los otros.”
Confucio (551 AC-478 AC). Filósofo chino.

REFLEXIÓN: Debemos tratar a los demás como nos gustaría que nos traten a nosotros; y no hacer a los demás lo que no deseamos que nos hagan. Ambas versiones, una en positivo y otra en negativo, constituyen el principio moral que sustenta la denominada Regla de Oro, existente en múltiples culturas y religiones a través de los tiempos.
La conclusión es que debemos medirnos con la misma regla que pretendemos medir a los demás. Este proceder es básico para la sana y exitosa convivencia y relación entre seres humanos. Lo paradójico, es que decidimos y actuamos de cierta manera, para luego criticar o  molestamos con otros, que hacen lo mismo que hicimos nosotros, con la diferencia -que en este caso- los afectados somos nosotros.  
Qué lógico, simple y sencillo, parece ser respetar para que nos respeten, pero que poco se hace realidad en el día a día. Es muy fácil ver el mundo desde nuestra propia perspectiva o punto de vista, y considerar que los demás deben verlo igual. Una de las causas, para que ello ocurra, es la dificultad de ser empáticos, poniéndonos en el lugar de los demás, entendiendo y respetando sus particulares circunstancias, motivaciones y razones, antes de juzgarlos.  
Decía Martin Luther King, Premio Nobel de la Paz (1964): “Tu verdad aumentará en la medida que sepas escuchar la verdad de los otros”. Por su parte, el mexicano Benito Juárez, el Benemérito de las Américas,  nos recordaba en su célebre frase que “el respeto al derecho ajeno es la paz”. 
El filósofo francés y Miembro del Comité Nacional de Ética de Francia, André Comte-Sponeville ha dejado en cortas palabras, las preguntas clave para poder lograr una sociedad basada en el bien común: “¿Si quieres saber si tal o cual acción o conducta de tu parte es buena o condenable? Pregúntate: ¿Qué ocurriría sí todos se comportaran como tú?”.
Recapitulando, tratemos a los demás como deseamos que nos traten a nosotros y, no hagamos a otros, lo que no deseamos que nos hagan. Preguntémonos siempre antes de actuar y tengamos muy presente que: “Lo que no es bueno para la colmena no puede ser bueno para la abeja”.  No es suficiente con no ser malos, sino que debemos ser buenos. Simples reglas para vivir mejor y más felices.  
¡Feliz Día!
 Miguel A. Terán

Twitter: @MiguelATeranO

1 comments :

Rosa Borneo Aloisio dijo...

Importante pensamiento y reflexion, parece sencillo pero en la práctica poco ocurre, esa denominada Regla de Oro "respetar para que nos respeten", pero si queremos una mejor convivencia y relación entre los seres humanos es momento de actuar. Gracias feliz dia

Publicar un comentario