REFLEXION LUNES 02 DE JUNIO DE 2014

on domingo, 1 de junio de 2014
Pensamiento y Reflexión del Día (Lunes 02 de Junio de 2014)
“No existe un signo más visible y claro de debilidad personal que desconfiar instintivamente de todo y de todos”.
Arturo Graf (1848-1913). Escritor y poeta italiano.
REFLEXIÓN: La falta de confianza nos hace transitar con angustia, temor y zozobra por la vida, porque ella acaba con la tranquilidad que requerimos para vivir en paz. “La confianza ha de darnos la paz”, nos decía Simón Bolívar. Perdemos amistades, familiares, parejas, trabajos, negocios y hasta sueños,  cuando el virus de la desconfianza entra en nuestras vidas, oscureciéndolas y llenándolas de tinieblas. Pobre de aquel que desconfía hasta de su propia sombra, porque no tendrá paz en ningún momento ni lugar.
La escritora canadiense Laure Conan planteaba que una amistad sin confianza es una flor sin perfume. Mientras un proverbio español expresa que  la amistad termina donde la desconfianza empieza. En realidad, el fin de todo comienza en el lugar y el momento que la desconfianza hace su aparición, solo es cuestión de tiempo para que ésta colapse amores, amistades y relaciones. La desconfianza no deja vivir en paz, porque una vez que nos atrapa, vivirá dentro de nosotros.
Por el contrario, el amor es confianza y se alimenta de confianza. Cuando la duda  llega para atormentar las relaciones amorosas éstas se resquebrajan.
Escuché años atrás la expresión: “la gente  es buena hasta que deja de serlo”, me pareció válida y la adopté como parte de mi filosofía de vida, ya que nos permite la posibilidad de pensar siempre que la gente es buena y brindarnos la oportunidad de conocerles, para que demuestren quienes son, sin prejuicios de nuestra parte.
La confianza es vital para convivir como seres humanos. Sin confianza no puede haber sociedad. Cuando hay confianza las conductas, actuaciones y acciones de los demás son predecibles, no hay sorpresas en negativo.  Decía el escritor, orador y político romano, Cicerón, que “Nadie que confía en sí, envidia la virtud del otro”.
El profesor e historiador británico Tony Robert Judt, planteaba que “Cuanto más igualitaria es una sociedad, más confianza reina en ella”. Algunas sociedades o grupos sociales utilizan la desconfianza para sembrar miedo.  La desconfianza genera miedo y las personas se acostumbran a estar permanentemente en alerta cuidándose hasta de sus seres queridos, mientras que quien domina capitaliza este miedo. Se siembra miedo y se recoge desconfianza.
En un lugar donde nadie confía en nadie, nadie confía en nadie. La desconfianza es de raíces profundas porque cuando alguien se cría en ambientes de desconfianza; ni el paso de los años, ni el cambio de ambiente, circunstancias y personas le permiten superar su desconfianza, es un largo proceso para retomar el camino de la confianza. El escritor y orador Stephen Covey planteaba que si queremos despertar confianza debemos ser dignos de confianza.
“Desconfiamos de otros porque no creemos en nosotros”. Todo comienza por tener confianza en nosotros mismos, porque si estamos llenos de miedos e inseguridades, será imposible creer y confiar en alguien más.
¡Feliz Día y Feliz Semana!
 Miguel A. Terán

Twitter: @MiguelATeranO

1 comments :

Rosa Borneo Aloisio dijo...

En estos momentos debo confesar que siento mucha desconfianza pero por lo que esta sucediendo a nivel del pais que afecta a todo nivel: economía, política, laboral, personal, o sea todos los ambientes, como dices sin confianza no puede haber sociedad, no puede haber paz..."es un proceso largo para retomar el camino de la confianza". Entonces debo empezar por confiar mas en mi para continuar el camino....no es fácil!!!! Gracias Miguel

Publicar un comentario