REFLEXION LUNES 09 DE JUNIO DE 2014

on domingo, 8 de junio de 2014
“Dejemos que el pasado sea el pasado”.
Homero (VIII AC-VIII AC) Poeta griego. Escritor de la Ilíada y la Odisea.

REFLEXIÓN: Decía el escritor francés Gustave Flaubert que el futuro nos atormenta y el pasado nos retiene y esa es la razón por la cual el presente se nos escapa. Debemos reconocer y aceptar que estamos en el aquí y ahora, y esta es nuestra presente realidad.

Hay quienes afirman que el anhelo o deseo del pasado es poco realista, porque se encuentra idealizado; tal vez de esa idealización surge el recuerdo y la añoranza, y concluimos considerando que todo tiempo pasado fue mejor, cuando sentimos la nostalgia de su ausencia.  Un viejo proverbio ruso dice que “Añorar el pasado es correr tras el viento”.

El Papa Pablo VI recomendaba que no despreciáramos el recuerdo del camino recorrido, que ello no nos hacía perder tiempo, sino que por el contrario nos daba dirección.  “Quien olvida el punto de partida pierde fácilmente la meta”, nos decía para concluir.

En realidad, no se trata de enterrar el pasado ni menospreciar la experiencia que nos ha dejado, pero es vital no tenerlo presente y permanente, porque terminará por agobiarnos e impedir que avancemos y disfrutemos en el presente. Es una realidad que al cambiar nuestro presente, muchas cosas y personas del pasado ya no estarán ni serán parte de nuestro futuro
El poeta británico  Charles Caleb Colton consideraba que  “Volver la vista atrás es una cosa y marchar atrás, otra”. Parafraseando al político británico Harold MacMillan, si nos recostamos en el pasado lo estaremos utilizando como sofá, y al pasado debemos utilizarlo como trampolín.

Un refrán nos recuerda que “Agua pasada no mueve molinos”. El tiempo logra que todo cambie, por ello ya no volveremos a ser los mismos, ni el lugar será el mismo, ni quienes fueron parte de ese pasado serán lo mismo, en conclusión nada más será lo mismo, porque todo ha cambiado. La realidad es que añoramos algo que ya no existe.

Cuando hemos transitado hacia otros horizontes persiguiendo sueños y nuevas oportunidades, hemos cambiado de actividad o trabajo, y hasta de amor, valor recordar las palabras del filósofo holandés Spinoza: “Si no quieres repetir el pasado, estúdialo”. Debemos ser cuidadosos para no cometer los mismos errores del pasado en nuevos lugares, ni ante nuevos retos, ante nuevas personas, circunstancias o amores.

!Feliz Día y Feliz Semana!

Miguel A. Terán
Twitter: @MiguelATeranO 

Nota: Foto ilustrativa extraída de la Web.

1 comments :

Rosa Borneo Aloisio dijo...

Buenas tardes, excelente pensamiento, pero muchas veces cometemos el error de volver al pasado ante experiencias que hemos tenido y no sabemos superarlas, hay que estudiarlas como bien apuntas en la reflexión para no cometer los mismos errores y vivir nuestro presente. Gracias Miguel

Publicar un comentario