REFLEXION JUEVES 19 DE JUNIO DE 2014

on jueves, 19 de junio de 2014
“Fíjate si todo lo que estás buscando vale todo lo que estás perdiendo”.
Autor Anónimo.

REFLEXIÓN: Al transitar por la vida corremos el riesgo de llegar a desvirtuar nuestros sueños y terminar convirtiéndonos en alguien que no sea motivo de orgullo, ni siquiera para nosotros mismos. 
Decía el filósofo, abogado y político británico Sir Francis Bacon que era extraño ese propósito de perseguir el poder y perder la libertad. En el mismo orden de ideas, el gran sabio italiano Leonardo Da Vinci, consideraba que aquel que más posee, más miedo tiene de perderlo. Las sencillas palabras de Gao Xingjian, Premio Nobel de Literatura (2000), nos recuerdan que solo somos libres cuando no tenemos nada que perder.
Estar continuamente en búsqueda de incrementar nuestros ingresos y la posesión de cosas materiales, nos lleva a la Carrera de Ratas, expresión hecha famosa por el reconocido autor del libro Padre Rico Padre Pobre, Robert T. Kiyosaky, para definir aquella situación en la que nuestros gastos crecen al mismo ritmo en que aumentan nuestros ingresos. Cuanto más ganamos más gastamos y no será fácil salir de esa carrera. 
En todo caso, el problema es que nada es gratis en la vida, todo es un intercambio,  en el que algo sacrificamos para conseguir otro algo. Entre nuestros mayores sacrificios está el tiempo, que llegamos intercambiarlo sin darle justo valor.  La pregunta, tal cual el pensamiento de hoy, es si vale la pena lo que perdemos para alcanzar lo que estamos logrando. Equilibrio parece ser la respuesta, para evitar perder nuestros sueños.  
Deseamos ser felices y salimos en búsqueda de la felicidad, para alcanzarla nos inventamos algunos medios que nos ofrecen llevarnos a ella, pero la verdad es que éstos nos roban ese fin de ser felices y nos venden una falsa felicidad, con la cual vivimos engañados creyendo haber sido felices. Al final de nuestras vidas el balance entre lo perdido y lo conseguido, podría quedar con saldo en rojo.
Conscientes de esta realidad, debemos procurar que nuestros hijos crezcan con firmes principios y valores,  para que conozcan el valor de las cosas y no solo el precio. Esforzándonos por hacer de ellos hombres y mujeres de bien.
Alguien dijo que nuestro gran reto es ser uno mismo en un mundo donde la mayoría está tratando de aparentar ser alguien más, nos perdemos a nosotros mismos. No hay mejor demostración y advertencia de verdadera derrota, en ese afán de buscar, poseer  y acumular que haber perdido la capacidad de reír.

Miguel A. Terán

Twitter: @MiguelATeranO

Nota: Foto ilustrativa extraída de la Web.


0 comments :

Publicar un comentario