El Valor de un “Me gusta” (“Like”) en Redes Sociales - Miguel A. Terán

on sábado, 7 de junio de 2014
Definitivamente, internet y las redes sociales han llegado como un desarrollo tecnológico que se anticipa al desarrollo humano de quienes las utilizamos, por lo cual pueden ocasionar daños y desequilibrios en nuestro desarrollo e  interacción como seres humanos.  Algunos años atrás nos manifestaba  similar preocupación Albert Einstein, con el diferente ritmo de avance de lo tecnológico y lo humano, a través de las siguientes palabras: "!Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que superar un prejuicio".
 
Apenas algunos días atrás me comentaban unos adolescentes que para lograr un “Me Gusta” o “Like” en Facebook u otras redes, en las que publicamos, escribimos o compartimos, debíamos –casi de manera obligatoria -  dar muchos “Me Gusta” o “Like” a todo lo que publican las otras personas. El objetivo de ello, es recibir como efecto de reciprocidad, intercambio o trueque otros tantos “Me Gusta” o “Like”.

Me quedé impresionado con este tipo de intercambio, porque significaría no solo dar un “Me Gusta” o “Like”, sino solidarizarnos o estar de acuerdo con el contenido de lo publicado, escrito o compartido por la otra persona;  independientemente, de que el mismo esté en línea con nuestra forma de pensar o, simplemente, sea algo sensato.

En lo personal, cuando algo que se publica me llama la atención, siempre acostumbro revisar y buscar referencias acerca de lo publicado para verificar la veracidad de la información, antes de creerla o convertirme en un eco de la misma. Si estoy de acuerdo, doy el respectivo “Me Gusta” o “Like”; por el contrario, sino es un tema que me agrade e interese o estoy en desacuerdo, entonces, simplemente no lo hago. En algunas oportunidades, comento las razones de mi acuerdo y, en otras, dependiendo de que tanto conozca a la otra persona que lo publicó, me atrevo incluso a comentar mi desacuerdo.

Por principios, nunca doy un “Me Gusta” o “Like” en solidaridad automática. Creo que una relación de amistad o del tipo que sea debe respetar opiniones, pero también cuestionar o ignorar, entendiendo que todos tenemos derecho a “un momento de locura”. Cuando pedimos a alguien que sea parte de nuestra red de amigos,  no podemos considerar o pretender que con la sola aceptación de este nuevo “amigo” estemos comprando su compromiso de “solidaridad” ilimitada.  

La misma expresión “Me gusta” o en inglés la palabra ”Like”, son contradictorias o muy limitadas al momento de expresar algo en términos de lo humano y lo social, porque en algunos casos, se prestan a confusiones; por ejemplo, en una foto o un vídeo sobre una matanza de anímales en África que alguien publica en la redes sociales, y que la misma no lleva un texto explicativo de la razón de la foto o el vídeo, colocar un “Me Gusta” o “Like”, puede parecer que estamos de acuerdo con tal matanza de inocentes animales.

Entonces, es posible concluir que para muchas personas los “Me Gusta” o “Like” podrían no tener relación alguna con el contenido, esfuerzo, interés o intención  de quien publicó, escribió o compartió, a lo mejor ni siquiera han sido leídos, sino que la aprobación refleja su nivel de “solidaridad” para con otros amigos en la red.

Muchas personas conocidas en las redes sociales y “autores” especialmente en la vapuleada área de autoayuda, no me refiero a los que son reconocidos escritores y especialistas en la respectiva área, sino a aquellos que llenan sus páginas de redes (facebook, websites, blogs, etcétera) de conceptos, frases, pensamiento o expresiones, que pertenecen a otros escritores, políticos, filósofos, científicos, empresarios, etcétera, incluso hasta las del autor más productivo: “Autor Anónimo”, quienes nos legaron valiosas palabras y reflexiones a través de los tiempos, y a quienes ni siquiera se les reconoce el mérito de la referencia.

Es bien sabido que todo tema tomado de otra persona u otra fuente debe colocarse entre comillas, refiriendo al autor y la fuente. Solo hace falta colocar el texto de alguno de estos pensamientos y buscarlo en internet, para darnos cuenta como algunas personas, utilizan frases, pensamientos o citas, llamadas “Quotes” en inglés, como si fueran de su autoría, porque no refieren a quien las escribió o las dijo.  Y podemos, notar como resultado  enormes cantidades de inmerecidos “Me Gusta” o “Like” que éstos reciben, junto a comentarios que alaban lo interesante y valioso de ese pensamiento, frase o cita. Dando méritos a este supuesto “autor”.

Las cosas no son buenas o malas per se o por sí mismas, depende de cómo las utilicemos y  la red se ha prestado, para su inadecuado uso. No obstante, está en nuestras manos verificar todo lo que recibimos, para no hacernos solidarios automáticos de cualquier mentira, irrespeto, plagio o “locura”, que alguien coloca en la red. La misma red nos permite, apenas en segundos, verificar de manera responsable lo que leemos, para garantizar la veracidad del contenido, más a aún si consideramos la posibilidad de compartirlo.

Deberían existir “Me Gusta” o “Like” diferentes para modelos, deportes, sociales, intelectuales, farándula, etcétera. Así cada uno tendía su propia valoración en su respectivo segmento. No es lógico, por ejemplo, que una autoridad espiritual como el Papa tenga algunos miles de “Me Gusta” o “Like” y una modelo o un futbolista lo superen. Son conceptos totalmente distintos, simplemente, sin quitar méritos a nadie se trata de tener cada uno en su lugar y comparar manzanas con manzanas y lápices con lápices.

Mientras esto ocurre, quienes interactuamos en la red debemos hacer que nuestros “Me Gusta” o “Like” tengan el valor que deben tener, porque se relacionan con el propio respeto a nosotros mismos y nuestro respeto hacia los demás, y nunca considerar un  “Me Gusta” o “Like” como simple mercancía de trueque o intercambio, porque ello es un reflejo de nosotros mismos y de la fortaleza, convicción  o debilidad de nuestros principios, valores y puntos de vista.

Junio 07, 2014.

Facebook: https://www.facebook.com/miguelterancoach
Twitter: @MiguelATeranO 
Nota: Foto ilustrativa extraída de la Web.


2 comments :

Lis dijo...

Me gusta tu planteamiento, pienso que es un termino utilizado a la ligera y que al contrario no expresa el verdadero significado. Es como en estos días leí la lamentable muerte del hermano de un amigo, y la publicación que buscaba de avisarnos a todos el trágico momento tenia una montón de me gusta. Como carrizo a alguien puede gustarle la muerte de un ser querido o el dolor de mi amigo?

Rosa Borneo Aloisio dijo...

Excelente artículo, estoy de acuerdo con tu análisis, existen casos como noticias desagradables o fallecimientos de personas, que no puedes utilizar "me gusta". De igual forma, no soy de las personas que envian mensajes de condolencias o pésames por esta vía. Gracias Miguel

Publicar un comentario