REFLEXION MARTES 18 DE MARZO DE 2014

on martes, 18 de marzo de 2014
El Pensamiento del Día (Martes 18 de Marzo de 2014)
“La vida es un naufragio, pero no debemos olvidar cantar en los botes salvavidas”.
François Marie Arouet (1694 – 1778) “Voltaire”. Escritor, historiador, filósofo y abogado francés

REFLEXION: A diario tenemos la oportunidad de vivir situaciones difíciles, sin importar el lugar donde estemos. Cada lugar tiene su pedazo de cielo y de infierno. Sin embargo, es común considerar que nuestra particular situación, circunstancia o problema es la más grave, a nuestro entender estamos en el pedazo de infierno, pero en realidad no siempre es así. Un viejo proverbio Persa nos recordaba que alguien “Lloraba porque no tenía zapatos hasta que vio un hombre que no tenía pies”.

Nuestra actitud contribuye a resolver o complicar los problemas o circunstancias que se nos presentan en la vida. Existen diferentes etapas y momentos en las cuales estamos rodeados de circunstancias y situaciones que podemos definir como problemas y que atentan –primeramente- contra nuestra paz mental y espiritual.
El pensador y filósofo Ralph Waldo Emerson nos recordaba que las cosas buenas están a nuestro alrededor pero las damos por hechos, quitando valor a las mismas y enfocándonos en las malas. No siempre podremos controlar lo que ocurre, pero si está en nuestras manos controlar la forma de interpretar y reaccionar ante lo que ocurre.
Cuando una sola idea, situación o circunstancia conduce nuestros pensamientos, angustias y zozobras, es difícil ver salidas. Es absolutamente cierto que no parece fácil verle lo bueno a la vida en algunos momentos, pero recalentar nuestra mente y espíritu sin encontrar salidas y girando en círculos nos hace profundo daño. Las palabras de Federico II, Emperador de Prusia, nos recordaban que ninguna situación es tan grave que no sea susceptible de empeorar.
En toda circunstancia, situación o problema debemos plantearnos preguntas, dudas y alternativas, enfocándonos en lo que deseamos que ocurra y no en lo que no deseamos que ocurra. Durante un naufragio, tener la actitud adecuada y las prioridades bien definidas, son mejor compañía que una brújula de navegación marina.
Miguel A. Terán
¡Feliz Día!

0 comments :

Publicar un comentario