REFLEXIÓN JUEVES 06 DE MARZO 2014

on jueves, 6 de marzo de 2014

El Pensamiento del Día (Jueves 06 de Marzo de 2014)
“La puntualidad no es una falta de tiempo es una falta de respeto”.
Autor Anónimo.

REFLEXIÓN: Nuestro tiempo es el recurso más valioso que poseemos, aunque tal vez reconocemos esta verdad cuando han pasado los años y lo hemos despilfarrado. Un viejo refrán nos recuerda que el tiempo es oro. Nuestra vida tomará el rumbo de acuerdo al adecuado uso que demos a nuestro tiempo. 
El tiempo es muy relativo, por ello algunas horas al lado del ser amado, parecen solo segundos. Por el contrario, los segundos en un lugar donde la pasamos mal, parecen una eternidad. 
El tiempo no podemos administrarlo, tal vez solo aprovecharlo, porque no podemos administrar algo que no se puede acumular. Nadie puede guardar algunas horas de hoy para mañana. Lo que no se usa se pierde. Si pasamos el tiempo soñando sin concretar esos sueños, sin poner plazo para realizarlos, estaremos también despilfarrando nuestro tiempo.
Si permitimos que otros nos roben o malgasten nuestro tiempo, estamos dejando ir valiosas horas que nunca volverán. Un ladrón puede ser castigado y obligado a restituir, reponer o devolver lo que ha robado, pero si lo que ha robado es nuestro tiempo no tendrá forma de devolvérnoslo. 
La puntualidad es una norma de educación, en el trabajo, en los negocios, en los estudios y en la vida social. La falta de respeto que significa ser impuntuales es peligrosamente contagiosa en todas las actividades donde participamos, llegando a desmoralizar personas y equipos de trabajo. Pretender establecer estrictos sistemas de control, para que las personas cumplan con la asistencia puntual a sus compromisos, deja al descubierto la inmadurez de esas personas. 
Debemos tener la disciplina para cumplir con los compromisos, obligaciones y citas que hemos adquirido. La puntualidad es una de las mejores cartas de presentación para que podamos lograr los objetivos, metas y sueños de vida. Demostremos respeto siendo puntuales.

¡Feliz Día!
Miguel A. Terán

0 comments :

Publicar un comentario