REFLEXIÓN MIERCOLES 26 DE FEBRERO 2014

on miércoles, 26 de febrero de 2014

El Pensamiento del Día (Miércoles 26 de Febrero de 2014)
“La verdadera humildad consiste en estar satisfecho”.
Henry F. Amiel (1821-1881). Escritor suizo.

REFLEXIÓN: Cuando olvidamos nuestras raíces y orígenes, corremos el riesgo de convertirnos en vanidosos y soberbios. Al ser atrapados por la soberbia exageramos el orgullo que sentimos por nosotros mismos, y menospreciamos o valoramos muy poco a los demás, la humildad –sin darnos cuenta- desaparece, aunque pensemos que aún somos humildes. 
Muchos individuos cuando llegan a calzar zapatos se olvidan que tiempo atrás a lo mejor anduvieron con los pies en el piso. Tristemente, caen en la trampa de la permanente insatisfacción y deseo de poseer más, considerando –equivocadamente- que entre más tienen más son. Las deudas les crecen al mismo ritmo que su vanidad y sus finanzas le exigirán trabajar sin detenerse, para conservar su ritmo y estilo de vida.
Cuando hemos tenido poco y apenas creemos tener algo, nos sentimos superiores a los demás. La falta de humildad nos hace perder contacto con la realidad, porque nos lleva a construir nuestra propia realidad y nuestras propias verdades. 
Una de las más comunes muestras de infelicidad es estar permanentemente insatisfecho, siempre en búsqueda de algo más, tratando de satisfacer externamente una insatisfacción que nos corre por las venas. 
Decía el filósofo y economista inglés John Stuart Mill que es mejor ser un ser humano insatisfecho que un cerdo satisfecho. Entendamos la importancia de poner razonables límites a nuestros deseos, sintiéndonos orgullosos y satisfechos con lo logrado, pero sobre todo disponiendo del tiempo necesario para disfrutar lo alcanzado con nuestro honesto trabajo y esfuerzo. 

Miguel A. Terán
¡Feliz Día!

0 comments :

Publicar un comentario