REFLEXIÓN DE JUEVES 26 DE SEPTIEMBRE 2013

on jueves, 26 de septiembre de 2013
El Pensamiento del Día (Jueves 26 de Septiembre de 2013):
“El hombre más feliz del mundo es aquel que sabe reconocer los méritos de los demás y puede alegrarse del bien ajeno como si fuera propio”. 
Johann Wolfgang Goethe (1749 -1832). Poeta, dramaturgo y científico alemán.


REFLEXIÓN: Lo contrario a este pensamiento es sentir rabia, tristeza, dolor o malestar por el éxito, bienestar o las posesiones de otros, lo que nos llevaría a la envidia. Ese dañino y destructivo sentimiento de comparación e inferioridad con respecto a otras personas, que llena a quien lo sufre de profunda infelicidad. 

El problema consiste en que observamos el bienestar o la felicidad de otros, percibiendo solo el resultado, pero no reconocemos sus méritos, esfuerzos ni sufrimientos para haberlo alcanzado. Atribuimos sus logros a la suerte u otros factores ajenos al trabajo y esfuerzo. Además, la felicidad de los otros será inalcanzable, porque siempre parece mejor de lo que es en realidad. 

Un remedio contra la envidia, podría ser, si en el momento en que se siente envidia por alguien, también quisiéramos atravesar por todos los esfuerzos, desventuras, dificultades, vicisitudes o sufrimientos que con seguridad vivió esa persona para alcanzar el lugar donde ha llegado. 
El poeta estadounidense Wallace Stevens consideraba que cuando una persona abandona la envidia, empieza a prepararse para entrar en el camino de la dicha. El espíritu de competencia y comparación con el que criamos a nuestros hijos, cuando no es debidamente dosificado y equilibrado, puede convertirse en promotor de envidias, enemistades y desdichas. 
Todos tenemos oportunidades de llevar una vida mejor como resultado de nuestros propios esfuerzos, logrando que el éxito de otros no sea razón de malestar ni envidia; y por el contrario, lo percibamos como una opción de motivación y aspiración para buscar y alcanzar nuestros propios logros. 

Miguel A. Terán
¡Feliz Día!

0 comments :

Publicar un comentario