¿Por qué es difícil romper creencias y paradigmas? Miguel A. Terán

on jueves, 24 de septiembre de 2015
¿Por qué es difícil romper creencias y paradigmas?
Miguel A. Terán

La creencia nos lleva  a asegurar, sin capacidad de criticar, el conocimiento o la experiencia que tenemos acerca de personas, razas, religiones, sucesos, eventos o cosas, muchas de las cuales ni siquiera han sido experiencias propias, sino transmitidas por otras personas, el entorno o la cultura. Por su parte, la palabra paradigma hacer referencia a un ejemplo o modelo a seguir, aunque no siempre sea el mejor, por ello existen paradigmas que ayudan y otros que perjudican a particulares causas.   
Parte importante de la creencia, en algo o en alguien, es que la creencia nos lleva al absoluto y total convencimiento que lo que creemos es irrefutable, por lo cual siempre encontraremos alguna excusa inconsciente para impedir la posibilidad de cuestionar o cambiar dicha creencia.   
Cuando logramos cambiar una creencia o  paradigma la misma información que antes existía comenzamos a verla de manera diferente, modificando también nuestra actitud y conducta al respecto. Tanto las creencias como los paradigmas rígidos limitan nuestra creatividad e innovación.   
A los paradigmas se les refiere como mapas que sirven para orientarnos en la vida, pero no podemos olvidar que actúan bajo un determinado patrón. Y es común hacer la referencia que un mapa puede ser muy útil, siempre y cuando sea el del lugar donde estamos tratando de ubicarnos. 
No es fácil romper, ni creencias ni paradigmas, porque están muy arraigados, algunos de ellos desde nuestra más temprana infancia. Llegamos a utilizarlos como filtros para tamizar o depurar la información que recibimos, por lo cual muchas veces con ese proceso de filtrado  alteramos, manipulamos o sesgamos la información, recibiendo algo alineado con nuestras creencias y  paradigmas. 
El Orador y autor estadounidense Stephen Covey decía que “Los paradigmas son poderosos porque crean los cristales o los lentes a través de los cuales vemos al mundo”. Muchas creencias y paradigmas nos limitan, impidiendo aperturas en nuestra forma de ver lo que nos rodea.  Igualmente, muchas creencias y paradigmas tienen relación con las expectativas, por ello, si estamos convencidos que algo no funcionará haremos –inconscientemente- todo lo posible por impedir que funcione. 
Muchas creencias y paradigmas han dado resultado en nuestra vida, algunas veces por diversas y variadas circunstancias, lo cual hace complicado y difícil lograr cambios, aunque esos cambios signifiquen potenciales mejoras. Todo lo anterior, sin considerar los intereses que pueden reforzar aún más la estabilidad de las creencias y paradigmas, para los cuales un cambio representa riesgos al statu quo o estabilidad del momento.

25 de Septiembre 2015.

Miguel A. Terán
Psicología, filosofía y coaching.

Twitter: @MiguelATeranO
Nota: imagen extraída de la web
Referencias: Tomadas de Wikipedia + RAE (Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española


0 comments :

Publicar un comentario