NO ES PECADO COMETER ERRORES, EL PECADO ES NO APRENDER DE ELLOS. Miguel A. Terán‏

on lunes, 15 de junio de 2015
Cometer errores no es solo parte del proceso de aprender, sino del acto de vivir. Uno de los aspectos importantes a considerar acerca de los errores, es que los mismos se ratifican como errores o se transforman en aciertos,  con el paso del tiempo. También ocurre que algunos aciertos o éxitos de hoy, mutan a errores o fracasos, con el mismo paso del tiempo. Entonces, parece que debemos esperar que el calendario avance para juzgar algo como acierto o error, éxito o fracaso. 
Algunos errores tienen su mayor efecto cuando nos negamos a reconocerlos. Sí el error tiene consecuencias, éstas crecerán y se consolidaran con el paso del tiempo, mientras intentamos ocultarlas o simplemente “volteamos la cara” para el lado contrario,  para no “ver” lo que ocurre.   
“Lo peor no es cometer un error, sino tratar de justificarlo, en vez de aprovecharlo como aviso providencial de nuestra ligereza o ignorancia”, afirmaba el médico español y Premio Nobel de Medicina (1906), Santiago Ramón y Cajal.                
Mientras el filósofo chino Confucio consideraba “Que quien ha cometido un error y no lo corrige, comete otro error mayor”. No corregir el error implica seguir cometiéndolo en el futuro, con el riesgo de que cada vez los efectos del error tengan mayor impacto y consecuencia.  En muchas ocasiones estamos más enfocados en ahorrar tiempo, en la velocidad, en el apuro, en la urgencia, que en la dirección. Y un proverbio alemán, sabiamente  pregunta ¿Qué sentido tiene correr cuando estamos en la carretera equivocada? 
El pensador y político hindú Mahatma Gandhi planteaba que “Un error no se convierte en verdad por el hecho de que todo el mundo crea en él”. Mientras, por el contrario, el psicólogo francés Gustave Le Bon afirmaba que “Cuando el error se hace colectivo adquiere la fuerza de una verdad”. No significa que el error sea la verdad, simplemente que por variadas razones se asume como verdad, entre ellas la ignorancia, desconocimiento del tema o la manipulación. El escritor francés Denis Diderot expresaba que “Los errores pasan, solo la verdad permanece”. 
El poeta griego Sófocles dijo hace más de dos milenios que “Una mentira nunca vive hasta hacerse vieja”, pero también es cierto que muchas mentiras, con el paso de los años, parecen haberse transformado en verdades. El político alemán y secretario de propaganda nazi, Joseph Goebbels, afirmaba que “Una mentira repetida adecuadamente mil veces se convierte en una verdad”. 
No debemos tener miedo a intentarlo por temor a equivocarnos, porque al negarnos a intentarlo, probablemente ya estamos equivocándonos. Decía el escritor, dramaturgo y poeta uruguayo Mario Benedetti que «La perfección es una pulida colección de errores». Es cierto que todos podemos errar o equivocarnos, pero tal cual expresaba el jurista, político, filósofo, escritor y orador romano, Marco Tulio Cicerón,  “De todos es errar; solo del necio, perseverar en el error”. 
Las vivencias y experiencias debemos reflexionarlas para obtener de ellas el mensaje y el aprendizaje, que éstas nos dejan. Tengamos presente las palabras de un autor anónimo, quien reconoce, que "La vida es tan buena maestra, que sino aprendes una lección te la repite".

Junio 16, 2015.

Miguel A. Terán
Twitter: @MiguelATeranO
Nota: imagen extraída de la web
Referencias: Tomadas de Wikipedia + RAE (Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española).


0 comments :

Publicar un comentario