REFLEXIÓN DEL DÍA (Lunes 18 de Mayo de 2015)‏

on lunes, 18 de mayo de 2015
“No se descubren nuevos continentes sino se tiene el valor de perder de vista la costa”.
André Gide (1869 – 1951). Escritor francés. Premio Nobel de Literatura (1947)

REFLEXIÓN: Esta cita puede ser aplicable a muchos aspectos relacionados con el cambio y el miedo al cambio.   Sabiamente alguien refería que los sueños mueren en un lugar llamado miedo. Y es un hecho que el miedo pone límites a nuestra vida. El autor y orador motivacional, Jack Canfield, afirma que "Todo lo que deseas está al otro lado del miedo”. 
“El miedo es temporal, el lamento es para siempre”, expresa un autor anónimo. Todo tiene su momento, negar o rechazar los cambios puede llevarnos a sufrir y lamentar las consecuencias de no haber tomado decisiones y acciones a tiempo. En los cambios se conjugan el malestar o dolor de la perdida que representa dejar lo conocido y la angustia por la incertidumbre de lo nuevo. Pero definitivamente, el cambio es un hecho. El filósofo griego Heráclito de Efeso, lo planteó diciendo  "Nada es permanente a excepción del cambio”. 
Para tomar nuevos rumbos o hacer los cambios requeridos, es necesario que se conjuguen elementos que nos empujan a salir de donde estamos y elementos que nos halan desde otro lado. "Estás entre lo que quiero tener y lo que me da miedo tener”, decía Marilyn Monroe. Pero “Cuantas cosas perdemos por miedo a perder”, expresa el escritor brasileño Paulo Coelho. 
Por su parte, el cantautor Facundo Cabral decía que "Nos envejece más la cobardía que el tiempo, los años solo arrugan la piel pero el miedo arruga el alma". Mientras el pionero de la autoayuda Dale Carnegie afirmaba que “El miedo no existe en otro lugar excepto en la mente”, es ésta quien nos atormenta. “Quien vive temeroso, nunca será libre”, fueron palabras  del poeta Horacio. 
El empresario y científico estadounidense Thomas Alva Edison planteaba que “No tendremos mejores condiciones en el futuro si estamos satisfechos con todo aquello que tenemos en la actualidad”. Sin embargo, ello no significa que debemos permanecer siempre en búsqueda de algo, porque es tan importante saber cuándo comenzar el cambio como decidir cuándo detenernos,  para no permanecer en una búsqueda eterna y sin fin, en la cual se nos va la vida. 
Son muchos quienes viven la vida según las convicciones y paradigmas de otros, por miedo a vivir la suya  propia. Pero –al final del camino- quien cargará con las consecuencias de haber vivido esa vida que no le pertenece es quien se negó a vivirla a su manera.   Es un hecho que “El miedo siempre está dispuesto a ver las cosas peor de lo que son”, expresaba el historiador romano Tito Livio. Mientras un proverbio chino afirma “El que teme sufrir ya sufre el temor”. Debemos asumir riesgos y retos, como parte del vivir, para lo cual requerimos estar dispuestos a salir de nuestra zona de comodidad o confort y asumir la realidad de enfrentar cambios.


Miguel A. Terán
Twitter: @MiguelATeranO
Nota: imagen extraída de la web
Referencias: Tomadas de Wikipedia + RAE (Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española).


0 comments :

Publicar un comentario