REFLEXIÓN DEL DÍA (Martes 14 de Abril de 2015)‏

on lunes, 13 de abril de 2015
“Una persona no tiene que estar tras rejas para ser un prisionero. La gente puede ser prisionera de sus propios conceptos e ideas. Pueden ser esclavos de sí mismos”.
Prem Rawat “Maharaji” (n. 1957). Conferencista hindú sobre la Paz Individual o Personal.

REFLEXIÓN: No hay peor esclavitud que la propia esclavitud, la escogida por nosotros mismos. Algunas de nuestras creencias y paradigmas nos limitan, cortándonos posibilidades de libertad y logros, manteniéndonos prisioneros. En innumerables oportunidades estamos desesperados buscando la puerta que conocemos para salir, incapaces de ver alternativas en otras puertas o ventanas. “Una persona solo está limitada por los pensamientos que elige”, afirmaba el filósofo inglés James Allen. 
“Tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, estás en lo cierto”, decía el industrial estadounidense Henry Ford. Pensar que no podemos escapar, que estamos condenados a permanecer en algún lugar o al lado de alguien, hará realidad que quedemos atrapados. El escritor estadounidense Wayne W. Dyer, afirma que “Somos aquello en lo que creemos”. 
Si somos libres o prisioneros, es el resultado de donde hemos llegado, al lugar donde nuestros pensamientos, decisiones y acciones nos han traído. En el futuro, estaremos donde nuestros pensamientos, decisiones y acciones nos lleven. Muchas veces no medimos las consecuencias de nuestras acciones, quedando atrapados por el resultado de nuestras palabras, tal cual lo expresó el escritor español Baltasar Gracián, al referir que “El no y el sí son breves de decir pero piden pensar mucho”. 
Permitimos que nos esclavicen cosas, ideas, eventos, personas y mucho más. El escritor y poeta italiano Arturo Graf, consciente de ello, expresaba que “Los deseos son como los peldaños de una escalera, que cuanto más subes, tanto menos contento estarás”. Por su parte, el escritor francés Marcel Proust, consideraba que “Es un hecho que en busca de satisfacer deseos nos hacemos esclavos de esos deseos. El deseo florece; la posesión lo marchita todo”. 
En el otro extremo, al no dejarse atrapar ni hacerse prisionero de sus pensamientos, emociones ni sentimientos el activista, político, filántropo y Premio Nobel de la Paz, el sudafricano y líder mundial Nelson Mandela, comentaba que “Al salir por la puerta hacia mi libertad supe, que si no dejaba atrás toda la ira, el odio y el resentimiento seguirá siendo un prisionero”. 
“Somos golpeados por las circunstancias mientras continuemos creyendo que somos víctimas de las circunstancias externas”, expresó el antes referido filósofo inglés James Allen. No entender que nosotros somos autores de nuestras circunstancias, nos lleva por la vida en el papel de víctimas, sufriendo sin poder resolver. “Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado; está fundado en nuestros pensamientos y está hecho de nuestros pensamientos”, afirmaba el sabio Buda, fundador del Budismo. 
Entonces, no es lo que nos sucede, sino lo que pensamos e interpretamos acerca de lo que nos sucede. Así lo ratificó la  escritora estadunidense Anais Nin cuando dijo “No vemos las cosas tal como son, las vemos tal como somos”.

Miguel A. Terán
Twitter: @MiguelATeranO
Nota: imagen extraída de la web
Referencias: Tomadas de Wikipedia.

Si te ha gustado esta reflexión, DALE ME GUSTA (LIKE) en las redes  y COMPARTELA. Un buen mensaje toma valor y fuerza en la medida que se transmite a mayor número de personas. Si cada uno de nosotros reflexiona y cambia para mejor, todo cambiará para mejor.

“Sueña, vive, reflexiona, aprende, ayuda y ora”.


0 comments :

Publicar un comentario