REFLEXIÓN DEL DÍA (Viernes 27 de Febrero de 2015)‏

on viernes, 27 de febrero de 2015
“Están impacientes por mejorar sus circunstancias, pero son pocos los que están dispuestos a mejorarse a sí mismos; por lo tanto siguen estando en las mismas circunstancias.”
James Allen (1864 -1912) Filósofo británico. Pionero del movimiento de autoayuda.

REFLEXIÓN: Una expresión popular nos invita a ocuparnos en vez de preocuparnos. Cambiar y mejorar por inercia no es posible, algo debemos hacer para lograr los cambios requeridos. El historiador, pensador y ensayista inglés Thomas Carlyle planteaba que “De nada sirve lamentarse de los tiempos en que vivimos. Lo único bueno que podemos hacer es intentar mejorarlos”.
El abogado, pensador y político hindú Mahatma Gandhi, proponía “Nosotros tenemos que ser el cambio que queremos ver en el mundo”. Es muy sencillo pretender que los demás den los primeros pasos para lograr cambios, mientras esperamos pasivamente los resultados o beneficios de dichos cambios. Se requiere compromiso y convicción con el cambio para mantener una posición activa. Muchos siglos antes que Gandhi, el filósofo Sócrates, en similar orden de ideas había planteado “Si quieres cambiar el mundo, tienes que empezar por cambiarte a ti mismo”.
Es común encontrar quien espera cambios afuera, pero sin hacer ni aportar nada, ni siquiera,  parecen dispuestos a realizar ningún cambio interno. Continúan viviendo atrapados entre sus creencias y paradigmas, y el “confort” que éstas le proporcionan, aunque expresen lo contrario. El escritor español Francisco de Quevedo planteaba que “Nunca mejora quien se muda solamente de lugar, sin cambiar estilo de vida y costumbres”.
Mantener una posición pasiva ante las circunstancias externas, decía el mismo J. Allen,  nos lleva a considerarnos víctimas de esas circunstancias, porque quedaremos estancados quejándonos o sufriendo por lo que nos ocurre, pero sin llegar a entender que somos nosotros mismos parte del problema y de la solución.
Parece cierto que no podemos escoger algunas circunstancias de la vida, pero -tal cual- refirió el psiquiatra y psicoterapeuta austriaco Viktor Frankl, sobreviviente de campos de concentración nazi: “Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento”.
El día a día nos consume con sus rutinas y su lucha, impidiéndonos tomar conciencia de lo realmente importante y prioritario, mientras el tiempo se nos va en lo urgente. Queremos avanzar pero no dedicamos tiempo ni siquiera a leer los titulares de la prensa. Posponemos sueños, ideas, proyectos, objetivos y metas, para “un más adelante” –que en innumerables casos-  nunca llega.
El beneficio de las experiencias se diluye al no disponer del tiempo necesario para reflexionarlas y aprender de ellas. Consideramos perder el tiempo en cualquier actividad que no arroje resultados inmediatos.
Es importante que tomemos conciencia que somos más que nuestras circunstancias y con esfuerzo podemos cambiarlas a nuestro favor. No podemos ni debemos permitir que la pasividad o el sentimiento de incapacidad nos impidan salir de donde estamos y llegar a donde deseamos.

Miguel A. Terán

Blog: www. miguelterancoach.blogspot.com

Facebook: https://www.facebook.com/miguelterancoach

Linkedin: http://www.linkedin.com/in/miguelterancoach

Twitter: @MiguelATeranO

Nota: imagen extraída de la web

Referencias: Tomadas de Wikipedia.



Si te ha gustado esta reflexión, DALE ME GUSTA (LIKE) en las redes  y COMPARTELA. Un buen mensaje toma valor y fuerza en la medida que se transmite a mayor número de personas. Si cada uno de nosotros reflexiona y cambia para mejor, todo cambiará para mejor.


“Sueña, vive, reflexiona, aprende, ayuda y ora”.

0 comments :

Publicar un comentario