REFLEXIÓN DEL DÍA (Miércoles 14 de Enero de 2015)‏

on martes, 13 de enero de 2015
“Hoy estás donde tus pensamientos te han traído; mañana estarás donde tus pensamientos te lleven”.
James Allen (1864 – 1912). Escritor filosófico británico.

REFLEXIÓN: Solo nuestro pensamiento puede  sacarnos de donde nos ha traído y proyectarnos hacia algo mejor o peor. El ayer nos dejó experiencias que al reflexionarlas podemos extraer de ellas aprendizajes de utilidad para hoy y mañana.  
Cuando modificamos o cambiamos nuestra forma de pensar acerca de algo o alguien, también cambia nuestra forma de percibir a ese algo o alguien,  porque rompemos ciertas creencias y paradigmas. Podemos observar que la gente, eventos y  cosas cambian, luego de nuestro cambio de pensamiento; pero en realidad,  fue nuestro propio cambio lo que nos permite percibir de manera distinta.
El reconocido psicólogo y profesor estadounidense Wayne W. Dyer, en su famoso libro Tus zonas erróneas, afirma que no podemos tener un sentimiento (emoción) sin antes haber experimentado un pensamiento. En otras palabras, los sentimientos son reacciones o resultado de los pensamientos. Cambiamos nuestros pensamientos y modificamos nuestros sentimientos.
Esos sentimientos de frustración o fracaso, que lejos de ayudarnos nos hunden, pueden quedar fuera de nosotros al cambiar o modificar nuestros pensamientos, percibiendo la experiencia –considerada inicialmente de fracaso- desde otro ángulo o perspectiva y reconociendo su importante enseñanza y el aprendizaje que nos dejó.  
La escritora francesa Anaïs Nin afirmaba que "No vemos las cosas tal como son, las vemos como somos nosotros". Y allí - en ese-  “como somos” es donde se ubican nuestros pensamientos.
El mismo James Allen refería que somos lo que pensamos que somos. Su famosa frase fue “Un hombre es lo que piensa que es”. En realidad nadie tiene la capacidad de hacerte daño sin tu consentimiento, tal cual lo expresó quien fue la Primera Dama estadounidense, Eleanor Roosevelt. Expresiones tales como me haces sentir mal, me ofendes, me avergüenzas, y muchas otras, son resultado de pensamientos que evaden la responsabilidad de lo que sentimos y dejamos el control en manos de otra persona, suceso o evento.
El industrial estadounidense Henry Ford dijo “Tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, estás en lo cierto”. Desde una perspectiva distinta, pero en similar línea, el Maestro Espiritual, yogui y gurú hinduista Swami Sivananda afirmaba que “El pensamiento determina el destino. El mundo que te rodea es el reflejo de tus propios pensamientos”.
Y para concluir, ten siempre presente las palabras de James Allen cuando afirmó que “La calidad de tu vida nunca excederá la calidad de tus pensamiento. Cambia tus pensamientos y cambiarás tu vida”.

Miguel A. Terán
Twitter: @MiguelATeranO
Nota: imagen extraída de la web
Referencias: Tomadas de Wikipedia.

Si te ha gustado esta reflexión, DALE ME GUSTA (LIKE) en Facebook y COMPÁRTELA. Un buen mensaje toma valor y fuerza en la medida que se transmite a mayor número de personas. Si cada uno de nosotros reflexiona y cambia para mejor, todo cambiará para mejor.


“Sueña, vive, reflexiona, aprende, ayuda y ora”.

0 comments :

Publicar un comentario