REFLEXIÓN DEL DÍA (Jueves 15 de Enero de 2015)‏

on miércoles, 14 de enero de 2015
“Las dificultades reales se pueden superar, solo las imaginarias son invencibles”.  
Theodore N. Vail (1845-1920) Presidente de American Telephone & Telegraph (AT&T) (1884-1889 / 1907-1919) y uno de sus fundadores.

REFLEXIÓN: Buena parte de las “dificultades” que nos presenta la vida están solo en nuestra mente, en nuestra imaginación, creencias, miedos y paradigmas.  Estas “dificultades” nos limitan en innumerables aspectos y de diferentes maneras. Algunas de ellas, si quisiéramos darles un adecuado nombre,  deberíamos llamarles excusas. Un autor anónimo refiere que “Las limitaciones son para las personas que las tienen y las excusas son para las personas que las necesitan”.

Requerimos superar el límite de la dificultad u obstáculo para lograr la meta u objetivo que nos hemos propuesto y salir fortalecidos. Pero es importante entender y ser realistas con aquellas dificultades que no son imaginarias, sino reales, porque no es sano perder tiempo, energía ni otros recursos tratando de alcanzar metas para las cuales no tenemos condiciones ni preparación. Conocer nuestras capacidades, habilidades  y cualidades, es tan importante como conocer y aceptar nuestras  reales limitaciones. 

El científico Albert Einstein planteaba la importancia de aceptar esas limitaciones como una condición para poder superarlas. Mientras el escritor Richard Bach expresaba “Justifica tus limitaciones y te quedaras con ellas”. Entendiendo que la palabra aceptar de Einstein no tiene el mismo sentido que la palabra justificar de Bach.

Al aceptar las limitaciones es posible considerar la alternativa de prepararnos para superarlas, mientras que al justificarlas estaremos  aceptando pasivamente nuestra permanente incapacidad o limitación para lograrlas. El científico e inventor británico Alexander Graham Bell nos recordaba “Antes que nada, la preparación es la llave del éxito”.

La escritora italiana Cristina Trivulzio, quien participó activamente en la unificación de Italia, consideraba que “El arte de vencer las grandes dificultades se estudia y adquiere con la costumbre de afrontar las pequeñas”. Las circunstancias complejas, las dificultades de diferentes tamaños y las adversidades son parte de la vida y muchas veces inevitables. Pero lo importante no son las vicisitudes que vivimos, sino la reflexión, interpretación y provecho que obtenemos de éstas.

El miembro de la Academia Estadounidense de Artes y Letras, George Edward Woodberry, consideraba que “La derrota no es el peor de los fracasos. No intentarlo es el verdadero fracaso”. El Dalái Lama, por su parte, expresa que “Cuando pierdas, no pierdas la lección”. Mientras que una posición más crítica, el escritor inglés, Samuel Johnson afirmaba que “En la mayoría de las personas, las dificultades son hijas de la pereza”.

El problema es que “Toda dificultad eludida se convertirá más tarde en un fantasma que perturbará nuestro reposo”, decía el pianista y compositor polaco, Frédéric Chopin. El hecho de no atender una dificultad a tiempo, hace probable que la encontremos más adelante, mucho más fuerte y complicada de resolver. El científico francés Louis Pasteur recomendaba que no debemos evitar a nuestros hijos las dificultades de la vida, sino enseñarles cómo poder superarlas.

El escritor Mark Twain, afirmaba que “También es muy importante alejarse de quienes menosprecian nuestra ambiciones”. Mientras el Maestro espiritual Osho recomendaba: “Separa los problemas reales de los imaginarios, y elimina éstos últimos, porque son solo pérdida de tiempo y ocupan un espacio mental precioso para cosas más importantes”. Superar las dificultades requiere convicción y compromiso para hacerlo, de manera tal, que surjan la voluntad y la constancia requeridas para enfrentarlas.

Miguel A. Terán
Twitter: @MiguelATeranO
Nota: imagen extraída de la web
Referencias: Tomadas de Wikipedia.

Si te ha gustado esta reflexión, DALE ME GUSTA (LIKE) en Facebook y COMPARTELA. Un buen mensaje toma valor y fuerza en la medida que se transmite a mayor número de personas. Si cada uno de nosotros reflexiona y cambia para mejor, todo cambiará para mejor.


“Sueña, vive, reflexiona, aprende, ayuda y ora”.

1 comments :

Rosa Borneo Aloisio dijo...

Importante reflexion, me gustó lo que dijo la escritora italiana y sin duda alguna grandes y pequeñas dificultades son parte de nuestra vida...entonces a afrontarlas con voluntad y constancia...pues todo un arte jejejejeje. Saludos Miguel, gracias

Publicar un comentario