¿Por qué no resolvemos nuestros problemas?

on domingo, 12 de octubre de 2014
Nos todos los problemas son iguales, ni pueden resolverse de igual manera, eso está muy claro. Pero es necesario resolverlos - en algún momento - porque de lo contrario seguirán creciendo. Muchos “pequeñas inquietudes o problemitas” de hoy podrían convertirse en los grandes problemas, sufrimientos y tragedias del mañana.

Sin embargo, para priorizar nuestros esfuerzos en la solución de un problema real o potencial, lo primero que debemos comprender es que estamos ante un problema. La ignorancia del problema no nos exime o libera del problema, de su consecuencias ni mucho menos de la responsabilidad por la búsqueda de su solución. Además, se ha dicho y se reconoce como cierto, que la clara y precisa definición del problema es vital para poder resolverlo. Una definición incorrecta, con toda seguridad, no llevará a una errónea solución.  

En la vida todo es un proceso. Parte del problema consiste en pensar o considerar que las cosas ocurren de la noche a la mañana. La verdad es que nuestra vida, en términos generales, no se mueve o se estanca por grandes  decisiones, sino por las pequeñas decisiones de cada día y cada momento.

No se conoce a nadie que haya logrado duplicar su peso en un par de días, por poner el ejemplo más gráfico y visual. Esos kilitos que nos atormentan, los hemos venido coleccionando con esmero y dedicación, cada día. Comer en exceso y llevar una vida sedentaria o de poco movimiento, divorciada del menú alimenticio balanceado y del ejercicio, sin duda que en un tiempito nos rellenaran de kilitos por todos lados. Si bien es cierto que en principio puede ser un problema de estética, un poco más adelante ya será también de salud física y psicológica, por ello no es despreciable considerarlo como un problema real o cuando menos potencial.  

Lo mismo ocurre con los estudios, donde la constancia y dedicación de cada día no llevan a obtener interesantes notas o grados, multiplicando nuestra oportunidad de obtener becas e interesantes ofertas de trabajo. Similar caso son las deudas, las cuales vamos adquiriendo silenciosamente, al permitir que nos dominen nuestros deseos, hasta un punto en el cual podemos llegar a una complicada o crítica situación financiera.

En general,  los problemas, nacen, crecen, se desarrollan y complican en el tiempo. Se reconoce que existen enfermedades que tiene algún componente genético, pero ese componente debemos considerarlo - simplemente- como una predisposición genética; en lenguaje más sencillo como una pistola cargada, pero es nuestra actitud la que nos lleva a un estilo de vida, que aprieta el gatillo.

Para los problemas el mejor remedio o solución es evitarlos o prevenirlos. Muchos problemas resultan de decisiones mal evaluadas, de la falta de información, de la toma de decisiones urgentes, de culpar a otros, de dejarnos dominar por nuestros deseos, de la presión social y de la carrera o prisa con la cual pretendemos transitar por la vida.

Sobre la perniciosa o dañina práctica de culpar a otros del problema, se podría escribir un libro, esta es una de las peores prácticas para manejar los problemas,  porque la solución deja de estar en nuestras manos; y con ella,  también hemos delegado nuestra responsabilidad, la cual es indelegable.  

Simplemente deberíamos disponer de algunos minutos cada día, para reflexionar y considerar lo que hemos venido haciendo, lo que estamos haciendo y lo que pensamos hacer; evaluando los esfuerzos realizados y los resultados obtenidos, para compararlos con nuestros sueños, objetivos, metas y planes. Visualizar si lo que hacemos nos está llevando a donde deseamos llegar, o por el contrario, si vamos en rumbo equivocado. Esta continúa revisión, ajuste y corrección, nos enfocará y alineará con nuestras prioridades.

Recordemos que nada hacemos con colocar la escalera en la pared de la vida y subirla a toda velocidad, para darnos cuenta al final del camino que la colocamos en la pared equivocada.   

Miguel A. Terán

Blog: http://miguelterancoach.blogspot.com
Facebook: https://www.facebook.com/miguelterancoach
Linkedin: http://www.linkedin.com/in/miguelterancoach
Twitter: @MiguelATeranO

Nota: Foto ilustrativa extraída de la Web.


Nota del autor del Blog: Invito a todos mis amigos, seguidores y apreciados lectores a compartir, con familiares, relacionados y contactos, esta reflexión y los demás artículos publicados en este blog: miguelterancoach.blogspot.com. Tengamos presente que, en oportunidades, unas sencillas palabras pueden hacer y ser la diferencia en nuestra vida o en la vida de los demás.




0 comments :

Publicar un comentario